Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Estado pone a la venta un 7% de Bankia, valorado en unos 840 millones

La colocación, que se hará entre inversores institucionales, se cerrará previsiblemente antes de la apertura de la Bolsa de mañana con un descuento inferior al 4%

Una oficina de Bankia, en una imagen de archivo. Ampliar foto
Una oficina de Bankia, en una imagen de archivo.

Después de la presión que ha realizado el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para que el Gobierno acelere la privatización de Bankia, el Estado, a través del FROB, ha dado orden para vender el 7% de sus acciones en el mercado. Tras esta operación, el Estado pasará de controlar el 67,63% al 60,63%. El sistema utilizado es una colocación acelerada de acciones que tienen un valor de mercado de 840,47 millones, ya que las acciones cerraron la cotización este lunes a 4,17 euros. La colocación se hará entre fondos de inversión, de pensiones y aseguradoras internacionales y está previsto que se cierre la noche de este lunes con un descuento inferior al 4% sobre el cierre del lunes. Los dirigentes de Bankia se han manifestado en repetidas ocasiones a favor de la privatización porque creen que es bueno dar más liquidez al valor para que entren más inversores y se cierren futuras ventas.

Según los planes, en la mañana del martes 12 de diciembre estará cerrada la venta del 7% de las acciones. En un comunicado enviado al regulador bursátil, se anuncia que las tres entidades colocadoras serán Deutsche Bank, Morgan Stanley International y UBS. En febrero de 2014, el Estado ya vendió otro 7,5% de las acciones de la nacionalizada Bankia. En aquel momento logró con el paquete (que tenía el día que se comercializó un valor de mercado de 1.365 millones de euros) 1.304 millones de euros. En aquel momento se vendió a seis euros por acción; ahora será a unos cuatro. El esta ocasión es probable que el Estado obtenga cerca de 800 millones.

Con estos precios, el Gobierno venderá ligeramente por debajo de la última valoración que tiene de Bankia, situada en 12.346 millones, según el último informe del Tribunal de Cuentas. Este lunes Bankia cerró con una capitalización de 12.040 millones y se venderá con descuento. Por supuesto, también estará por debajo del coste de rescate, que se sitúa en 22.424 millones.  

¿Por qué vende ahora el Gobierno? Tras vivir malos meses, los bancos han vuelto a estar en el objetivo de los inversores porque se ha cerrado el nuevo acuerdo de capital denominado Basillea III, que no exigirá grandes esfuerzos de recursos propios adicionales. De hecho, desde el 21 de noviembre pasado, Bankia ha subido un 10% en Bolsa. El Gobierno estudió la posibilidad de sacar un paquete de acciones en octubre, pero la inestabilidad creada por la situación de Cataluña lo desaconsejó, según fuentes conocedoras de la operación. Ahora, el factor soberanista ha dejado de ser un factor desestabilizador en Bolsa, aunque pudiera volver a serlo tras las elecciones del 21-D.

Dos años para privatizar el 60% del banco

Tras esta operación, el Gobierno tiene hasta final de 2019 para privatizar el 60.63% que todavía tendrá de Bankia tras esta colocación. Al ritmo que ha ido, con la venta de un 15,5% de las acciones desde 2014, no cumplirá el objetivo por lo que está obligado a acelerar el proceso de privatización, un factor que pudiera influir y presionar en la cotización del valor.

La cuestión clave es saber cuánto se recuperará de los 22.424 millones que los contribuyentes inyectaron en Bankia. Según el precio actual, para devolver todo el dinero, Bankia debería subir un 150% en Bolsa en dos años, algo que nadie espera. En una entrevista publicada el sábado pasado en El Periódico de Catalunya, José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, preguntado por este tema, respondía que “se ha ya 1.800 millones y reintegrado otros 5.000 millones a los preferentistas y a los minoristas de la salida a Bolsa. Que se devuelva todo o no va a depender de una forma extraordinaria del precio que el mercado dé al sistema financiero y de la evolución de los tipos. Pero con independencia de cuál sea la devolución final, la decisión del rescate de Bankia fue acertada sin ninguna duda”.

El futuro de Bankia, clave para el sector

El Gobierno llevaba tiempo preparando la colocación de otro paquete de acciones de la entidad y el ministro de Economía, Luis de Guindos, comentó que se realizaría probablemente en otoño. La previsión era sacar entre el 7% y el 9% de las acciones. Tanto el BCE como el FMI consideran que la reestructuración bancaria española está terminando, pero el cierre de la privatización de Bankia es un elemento capital, que determinará cómo acaba configurado el mapa financiero. Si la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri sigue independiente o vendida a un competidor, es la mayor incógnita sobre la banca española.

Luis de Guindos parece haber aprovechado ahora el interés de los inversores internacionales, así como que la privatización de Bankia no provoca quejas políticas de los demás grupos parlamentarios. Además, de no haberlo hecho ahora, no sería posible vender acciones de Bankia hasta la segunda mitad de febrero porque la entidad presentará resultados en enero y, en esas fechas, está prohibido colocar capital. Esta colocación se hace poco antes de que se haga público el cierre de la fusión de Bankia con BMN, que supondrá la salida de trabajadores y cierres de oficinas.

Durante este mismo lunes, las entidades colocadoras están desarrollando actividades de difusión y promoción de la colocación "con el fin de obtener indicaciones de interés o propuestas de adquisición de las acciones por parte de potenciales inversores", según el comunicado. Una vez cerrado el procedimiento, probablemente esta misma noche, se hará público el resultado con una comunicación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.