Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La deuda pública sube en 2.860 millones en septiembre y se sitúa en el 98,3% del PIB

La deuda del conjunto de las administraciones se sitúa en los 1,135 billones de euros

El ministro de Economía Luis de Guindos durante una comparecencia en la Comisión de Economía del Congreso de Los Diputados.
El ministro de Economía Luis de Guindos durante una comparecencia en la Comisión de Economía del Congreso de Los Diputados. EFE

La deuda del conjunto de las Administraciones Públicas subió en septiembre en 2.860 millones respecto al mes anterior hasta alcanzar un total de 1,135 billones de euros, según los datos publicados este viernes por el Banco de España. De acuerdo con los cálculos que ofrece el Ministerio de Economía basándose en la proyección de crecimiento del último Plan Presupuestario remitido a Bruselas, el endeudamiento se sitúa en el 98,35% del Producto Interior Bruto, por debajo del 98,98% con el que se cerró 2016.

El objetivo del Gobierno es que la deuda acabe este año en el 98,1% del PIB. Sin embargo, eso no significa que la deuda esté bajando en términos absolutos. Desde septiembre del año pasado, los pasivos públicos han aumentado en 27.436 millones, un 2,5%. Y estos continuarán subiendo en tanto que las Administraciones arrojen déficit, es decir, en tanto que gasten más que ingresen. Sin embargo, el crecimiento de la economía hace que la carga de la deuda se reduzca en proporción al PIB y, por tanto, en relación a la capacidad de pago del país. Desde el inicio de la democracia en España, solo muy puntualmente ha bajado la deuda en euros o pesetas. Pero en cambio se han dado periodos en los que ha descendido mucho respecto al PIB. Entre el año 2000 y principios de 2008, los pasivos sobre PIB cayeron desde el 58,9% hasta el 34,8%, es decir, unos tres puntos por año. Ahora mismo, pese a que la deuda encadena 39 meses consecutivos superando el billón de euros, esta ha bajado ligeramente desde el máximo que se registró a cierre de 2014 en el 100,4% del PIB. Si bien a principios de 2016 se tocó por un momento el 100,8% del PIB debido a necesidades puntuales de tesorería. 

Aun así, la deuda cae a menos de un punto de PIB por año, en parte porque la inflación es mucho más baja. Se trata de un ritmo de bajada algo lento y que deja todavía el endeudamiento en unos niveles que no se habían tocado desde hace un siglo. Y precisamente por ello sigue siendo un Talón de Aquiles de la economía española. A poco que suban de nuevo los tipos de interés, esta vulnerabilidad podría hacerse de nuevo patente, señalan siempre los expertos. Al menos, el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, ha garantizado que la actual política monetaria de tipos bajos continuará hasta el final de su mandato en otoño de 2019. Con el repunte de la deuda pública española en septiembre, esta vuelve a escalar después de haber disminuido en 4.001 millones de euros en julio y en 842 millones en agosto. 

Suben los valores a corto, medio y largo plazo

Según informa Europa Press, el grueso de la deuda en manos de las administraciones públicas se sigue encontrando en valores a medio y largo plazo, que suponen las tres cuartas partes de la deuda total, el 77,7%. Estos títulos se elevaron en septiembre en 4.446 millones de euros respecto al mes de agosto, hasta los 883.361 millones de euros. En tasa interanual registraron un crecimiento del 5,8%.

Por su parte, la deuda pública a corto plazo se incrementó en el noveno mes del año en 294 millones de euros, hasta los 73.208 millones, tras siete meses seguidos a la baja. En el último año, los valores a corto plazo que poseen las administraciones se han recortado un 7,1%.

Por último, los créditos no comerciales y el resto de préstamos se anotaron en septiembre un descenso de 1.880 millones de euros, hasta los 179.299 millones. Respecto a septiembre de un año antes experimentaron una caída del 7,9%.

Más información