Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Haribo investiga el presunto trato degradante en una plantación de Brasil de cera para golosinas

La firma de chucherías, escandalizada por las condiciones laborales de un proveedor reveladas en un reportaje

Golosinas de Haribo.
Golosinas de Haribo. AFP

El fabricante de golosinas Haribo ha decidido abrir una investigación sobre las condiciones de trabajo en una plantación de cera de carnaúba en Brasil, donde, según un reportaje de una televisión alemana, trabajan menores de edad en condiciones deplorables. "Estamos escandalizados y consternados por los testimonios recientes sobre el tratamiento a los trabajadores de los proveedores de cera de carnaúba en Brasil", ha dicho en un comunicado la compañía alemana, y explicó que abrirá en breve una "investigación independiente".

La cadena de televisión ARD reveló en un reportaje emitido en octubre las durísimas condiciones de trabajo en una plantación brasileña de cera de carnaúba (una especie de palma), un producto que se utiliza para dar brillo a las golosinas.

Según ARD, en esta plantación del norte del país los trabajadores brasileños no tienen acceso al agua potable ni a los servicios, y en muchos casos duermen en el suelo por falta de dormitorios. Además tampoco disponen de material de seguridad adecuado para trabajar, con temperaturas que superan los 40 grados centígrados. El reportaje denuncia también la presencia de varios trabajadores menores de edad.

Haribo afirma sin embargo que utiliza muy poca cera de carnaúba y sólo en algunos de sus productos, para evitar que queden pegados entre sí. Sí reconoce, en cambio, que se provee principalmente en plantaciones de Brasil.

"Para Haribo las normas sociales y éticas de trabajo no son negociables, tanto a nivel de nuestros proveedores como de las explotaciones. Siempre ha sido nuestra posición", explica el grupo. La compañía también afirma estar dispuesta a trabajar junto al ministerio del Trabajo de Brasil para investigar el caso.

En paralelo, Haribo también ha abierto una investigación interna sobre las acusaciones de maltrato de cerdos (cuya gelatina se usa en la fabricación de golosinas), en algunas granjas de Alemania, también reveladas por la investigación de ARD.

Más información