Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Europa superará este año los 1.000 millones de viajeros aéreos

España ocupa el tercer lugar de la UE en número de usuarios de avión, por detrás de Reino Unido y Alemania. Heathrow, el aeropuerto más transitado

Colas de pasajeros en el aeropuerto de El Prat en Barcelona.
Colas de pasajeros en el aeropuerto de El Prat en Barcelona.

Un total de 972,7 millones de personas viajaron en avión en la Unión Europea en 2016. La cifra es la mayor de la historia, un 5,9% superior a la de 2015, y los datos de Eurostat auguran que este año, por primera vez en la historia, más de 1.000 millones de personas viajarán por los cielos europeos. El país que más aportó a ese tráfico es Reino Unido, donde despegaron o aterrizaron 249 millones de viajeros (+7,1%), por los 201 de Alemania (+3,5%). Por los aeropuertos españoles pasaron 194 millones. Desde 2009, el número de viajeros aéreos en Europa ha crecido año tras año, un total del 29,1%, pese a la crisis económica que, sin embargo, sí provocó una caída del 5,85% en 2009 respecto al año anterior.

El tráfico de pasajeros aéreos se incrementó en 2016 un 5,9% respecto a 2015 y sólo decreció en dos países, Bélgica y Eslovenia. A lomos de su boom turístico, que continúa en 2017, España casi duplica ese crecimiento, con un 11%. Aunque la recogida de datos de Eurostat no es completa, es más que probable que en 2017 se superen las cifras de 2016 y se superen con creces los 1.000 millones de viajeros aéreos. Para ello, solo habría que sumar 27,3 millones de viajeros a los 972,7 de 2016, apenas un 2,8%. Solo con los datos del primer semestre de 2017, Alemania, Francia, España y Reino Unido aportan ya 25 millones de pasajeros más que en el mismo periodo de 2016, con crecimientos en todos los casos superiores al 6%.

Destino turístico europeo por excelencia, España es el tercer país de la UE que más pasajeros aporta a la estadística, según los datos de Eurostat, con 193,8 millones de pasajeros. De ellos, 132,9 millones, más de dos tercios, usaron los aeropuertos españoles para vuelos dentro de la UE. Es un porcentaje mucho mayor que el de la UE en su conjunto, donde los viajeros entre países europeos fueron, 457,4 millones, el 47%. España es, además, el país con más pasajeros en vuelos internos, 33,4 millones, tres más que Italia y cuatro más que Francia, presumiblemente por los viajes a Baleares y Canarias. Como curiosidad, ningún pasajero tomó vuelos internos ni en Chipre ni en Eslovenia.

En cuanto a viajeros procedentes o con destino a algún país fuera de la UE, fueron 346,6 millones a nivel europeo, el 35,6% del total. En España, en cambio, los viajeros de vuelos extracomunitarios fueron solo 27,5 millones, un 14,1%, muy lejos de las cifras y porcentajes de Reino Unido (72 millones, 29%) o de Alemania (66 millones, 33%).

Reino Unido es el país que más pasajeros aéreos aporta y la sede del aeropuerto más transitado. Nada menos que 75,6 millones de viajeros pisaron Heathrow en 2016, un 1% más que en 2015. Sumando los otros tres aeropuertos de Londres, Gatwick, el séptimo europeo con 43,1 millones de pasajeros (+7,2%), Stansted, el 16º con 24,3 millones (+8%), y Luton, el 27º con 14,6 millones (+19,4%), la ciudad registró 157,7 millones de viajeros. El aeropuerto Charles de Gaulle de París fue el segundo más transitado, con 65,8 millones (0,3%), seguido del Schiphol de Amsterdam, con 63,5 millones (+9,3%) y el Main de Francfort, con 60,6 millones (-0,4%).

A continuación se situaron los dos principales aeropuertos españoles, el de Barajas en Madrid, con 49,1 millones de usuarios, un 6,2% más que en 2015, y el de El Prat en Barcelona, con 43,7 millones, un 11% más. Otros dos aeropuertos españoles figuran en la lista de los 25 con más tráfico. El de Son Sant Joan en Palma es el 13º, con 26,2 millones de usuarios (+10,6%) y el de Costa del Sol en Málaga es 25º, con 16,6 millones (+15,7%).

Más información