Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Empresas y hogares bajan su deuda en 482.000 millones

Desde 2010 se ha producido un drástico proceso de reducción de la deuda privada, según Funcas

Un hombre sostiene varias monedas de euro.
Un hombre sostiene varias monedas de euro.

Las empresas y las familias españolas han acometido un drástico proceso de reducción de la deuda desde 2010. Desde ese año, cuando la crisis financiera lanzaba afiladas dentelladas, han reducido su endeudamiento en unos 482.000 millones de euros, equivalentes a 50 puntos porcentuales del PIB, según explica Joaquín Maudos en el informe sobre el endeudamiento de empresas y familias publicado este jueves en el último número de Cuadernos de Información Económica de Funcas, la fundación de las cajas de ahorro dedicada a la investigación.

La deuda privada de la economía española alcanzó en 2010 un valor equivalente al 215,7% del PIB. El peso de los préstamos financieros era un lastre para la economía española. Mucho de ese endeudamiento procedía de las hipotecas que mantenían las familias como consecuencia del boom inmobiliario y a los compromisos adquiridos por las empresas para capear la caída de sus negocios durante los primeros años de la crisis. “La historia concluye que el origen de un buen número de crisis económicas está en el exceso de deuda”, sostiene Maudos.

La frase terminó por hacerse realidad ante el agravamiento de la situación financiera en 2011 y la situación crítica del verano de 2012. Desde entonces las cosas han mejorado. La reducción de la deuda y la mejora de las condiciones financieras, gracias a las políticas monetarias del BCE, han permitido a las familias y empresas ahorrarse cerca de 83.000 millones en intereses desde 2008. “Para que estos sigan cayendo es necesario que continúe el desapalancamiento y el coste de financiación se mantenga en niveles razonables”, advierte Maudos.

Más información