Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN

Bancarización digital, una realidad

La tasa de penetración de la banca "online" en España todavía se sitúa ocho puntos por debajo de la media europea

¿Accede usted a su banco por Internet? Si su respuesta es afirmativa, se encuentra entre los 15 millones de usuarios de banca electrónica en España, seis millones más que en 2010. La encuesta sobre Equipamiento y Uso de Tecnologías de la Información y la Comunicación en los Hogares, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística, muestra que cuatro de cada diez adultos, y más de la mitad de los internautas españoles, utilizaron la banca digital el pasado año.

¿Qué factores han impulsado la adopción de la banca online en España? Un estudio de BBVA Research revela que la educación y, en particular, las competencias digitales juegan un papel capital. La probabilidad de que una persona con estudios universitarios acceda a la banca electrónica duplica a la de otra que tan sólo cuenta con estudios básicos. La bancarización digital también crece con el nivel de renta, pero disminuye con la edad (a partir de los 34 años) y el tamaño del hogar, y es mayor para los varones, los españoles y los ocupados. Pero no sólo la demanda ha impulsado la penetración de la banca online. Se estima que la probabilidad de acceder a la banca por Internet habría crecido aunque las características de la población no hubiesen cambiado. Esto sugiere que el avance de las nuevas tecnologías y la apuesta de las entidades financieras por la digitalización han contribuido a incentivar la utilización de la banca electrónica en España.

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce. A pesar del notable crecimiento del número de clientes bancarios digitales durante la última década, la tasa de penetración de la banca online en España todavía se sitúa ocho puntos por debajo de la media europea. Además, la contratación electrónica de productos financieros es escasa e incipiente. Tan sólo ocho de cada cien internautas han comprado o vendido activos financieros, suscrito pólizas de seguro o formalizado un préstamo a través de Internet durante el último año.

¿Qué pueden hacer las administraciones públicas y las entidades bancarias para promover el acceso a la banca electrónica? Una primera propuesta tendría como objetivo mejorar la capacitación tecnológica de la población adulta. Para ello, se debería priorizar el Objetivo 6 de la Agenda Digital para España, centrado en promover la alfabetización digital. Además, habría que reforzar la educación financiera, para lo que sería aconsejable incrementar su presencia en los programas docentes y promover la colaboración con el sector financiero. También es recomendable elevar la inversión para impulsar el despliegue de las redes de banda ancha y mejorar su cobertura. Por último, las instituciones financieras pueden incentivar el proceso de bancarización digital facilitando la accesibilidad de la población a equipamiento adecuado y optimizando los canales online, tanto en términos de sencillez y usabilidad de las herramientas de acceso como de seguridad y confianza en la operativa electrónica.

Juan Ramón García y Alfonso Arellano son analistas de BBVA Research.