Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gasto en bajas de paternidad crece un 63% tras ampliar la prestación a 30 días

El coste se dispara hasta el entorno de los 80 millones de euros en el primer trimestre del año

Baja por maternidad, Madrid.
Baja por maternidad, Madrid. EL PAÍS

El desembolso para costear las bajas por paternidad se ha disparado un 62,99% durante el primer trimestre del año hasta los 79,6 millones de euros. Y el motivo reside en la ampliación del permiso de paternidad que pactó el Gobierno con Ciudadanos y que entró en vigor el 1 de enero. Desde entonces, el permiso ha sido ampliado a las cuatro semanas frente a las dos que concedía antes la ley y las 16 que se brinda por el permiso de maternidad.

Según consta en los Presupuestos Generales del Estado de 2017, el coste de esta medida se estima en 235 millones de euros para el conjunto del año.

Entre enero y marzo, la Seguridad Social ha gestionado 63.354 prestaciones por paternidad, cifra que representa un incremento del 6,39% respecto al mismo periodo del año pasado. Por comunidades, el mayor número se han dado en Cataluña (11.945), Andalucía (10.165), Madrid (10.404), la Comunidad Valenciana (6.563) y País Vasco (3.210).

Por lo que respecta a las bajas de maternidad, el sistema ha registrado 68.423 prestaciones hasta marzo, de las cuales 1.278 se corresponden con permisos disfrutados por el padre. El gasto en esta rúbrica ascendió a los 360 millones de euros entre enero y marzo, un 3,3% menos que en las mismas fechas del año anterior.

Como destaca el Ministerio de Empleo en su nota de prensa, la brecha entre el número de permisos de paternidad y el de maternidad se está reduciendo: con 68.423 bajas de maternidad frente a 63.354 de paternidad, la diferencia ahora resulta más pequeña que nunca.

O lo que es lo mismo, de estos números se deduce que la mayor parte de los padres tomaron esta excedencia. El final de la crisis, el menor miedo a perder el empleo, las mayores facilidades que dan las empresas y, en definitiva, una mayor concienciación social podrían explicar esta mejora. 

Estos datos coinciden, además, con la nueva directiva que quiere aprobar la Comisión Europea para que cada progenitor pueda disfrutar de un permiso adicional de cuatro meses retribuidos con el fin de atender a los hijos. De ponerse en marcha tal y como ha anunciado esta semana el Ejecutivo comunitario, el padre y la madre podrán acogerse a sendas excedencias hasta que el vástago cumpla los 12 años. Y los permisos no serán transferibles entre los dos progenitores.

La Comisión también pretende que los padres puedan acordar unas condiciones más flexibles en el trabajo hasta que el niño alcance los 12 años. Ahora mismo la legislación española permite que se puede negociar con la empresa una jornada reducida en tanto que el hijo no haya cumplido los 8 años.