Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arnault adquiere el 100% de Dior por 12.150 millones de euros

Si la operación llega a buen puerto, el presidente de Louis Vuitton pasará de controlar el 30% al 47% del conglomerado de lujo

El Museo Rodin, sede de la colección de moda de alta costura Primavera- Verano 2016 de Christian Dior.
El Museo Rodin, sede de la colección de moda de alta costura Primavera- Verano 2016 de Christian Dior. AP

La familia Arnault reafirma su control dentro del conglomerado del lujo LVMH (Louis Vuitton Moët Hennessy) a través una oferta de compra que le permitirá controlar el 100% del capital de Dior, del que ya posee un 74%. La operación, que ya ha sido preaprobada por los consejos de administración de ambas estructuras, tendrá un coste de 12.150 millones de euros. El empresario Bernard Arnault, actual presidente del grupo, desembolsará una parte en efectivo y otra en acciones de otra histórica marca francesa, Hermès, de la que posee un 8,5% del capital desde 2014.

Además, la familia Arnault también adquirirá Christian Dior Couture, la unidad operacional que desarrolla las colecciones de alta costura, prêt-à-porter y accesorios, por 6.500 millones adicionales. Quedará integrada a su fastuosa división dedicada a la moda y marroquinería, de la que ya forma parte Parfums Christian Dior, a cargo de la perfumería y cosmética.

Esta doble operación debería completarse durante el segundo semestre de 2017. Si llega a buen puerto, la participación de la familia Arnault en LVMH pasaría del 30% al 47%. Arnault, primera fortuna de Francia (y segunda de la Unión Europea, según la clasificación anual de la revista Forbes), afianzaría así su posición de fuerza en el seno del grupo, donde tres de sus hijos, Delphine, Antoine y Alexandre, ya ocupan puestos estratégicos. El grupo, que aglutina 70 marcas de moda, marroquinería, perfumes, cosmética y licores, se encuentra en buena salud. Gracias al contexto floreciente del sector del lujo, LVMH ha multiplicado por dos sus ventas en los últimos cinco años. En 2016, su volumen de negocios superó los 2.000 millones de euros, por un excedente bruto de explotación de 418 millones y un resultado operacional de 270 millones.

Para hacerse con Dior, Arnault lanzará una OPA para adquirir el 26% de los títulos que no todavía no controla, pertenecientes a accionistas minoritarios. Les propondrá una prima del 18% respecto al curso medio de la acción en el último trimestre. Este movimiento estratégico aspira a “simplificar las estructuras” y confirma “el compromiso del grupo familiar, que demuestra su confianza de futuro, a largo término, en LVMH y sus marcas”, según expresó Arnault en un comunicado. La operación le permitirá “continuar el desarrollo del grupo LVMH en Francia y el resto del mundo a través de su reforzamiento”, según Arnault, que calificó el proyecto de “importante hito”.

Arnault está vinculado a Dior desde 1984, cuando compró Boussac, grupo textil que se encontraba al borde de la bancarrota. Cinco años más tarde, se hizo con el control de LVMH al imponerse sobre los diferentes clanes que se batían por su mando. Desde entonces, Arnault decidió expandir sus horizontes, comprando marcas como Céline, Kenzo, Guerlain, Fendi, Donna Karan, Sephora, Marc Jacobs, los relojes Tag Heuer o la española Loewe.

El anuncio de esta doble operación hizo subir este martes los títulos de LVMH y Dior en la Bolsa de París. Las acciones del grupo subieron un 3% durante la mañana, mientras que las de Dior se dispararon en un 13%. En cambio, las de Hermès cayeron en un 5%.

Más información