Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Semana Santa impulsa un nuevo récord en el sector turístico español

La Confederación española de hoteles (Cehat) prevé una ocupación superior al 90%

Sol, cultura, nieve, playa, tradición religiosa y montaña. Todo esto ofrece el sector turístico español en una sola semana: la Semana Santa. El dinamismo del sector, la recuperación y la fecha más tardía de lo habitual en que llega esta festividad impulsan el turismo. Y eso se traduce en una campaña récord que lleva a una ocupación superior al 90% a más de 5,1 millones de pasajeros de avión, a unos 14,8 millones de desplazamientos por carretera y creará unos 147.700 empleos.

Un gran número de turistas han acudido este jueves a la playa de la Malvarrosa, en Valencia.

2016 fue un año récord para la primera industria española, el turismo. Y todo indica que esta Semana Santa va a impulsar uno nuevo, al menos para esta época del año. Con unos datos que pulverizan el histórico de esta festividad, las compañías del ramo esperan hacer caja. Ocho de cada diez empresarios prevén mejorar sus ventas en comparación con la Semana Santa del último ejercicio, según la asociación de grandes compañías turísticas españolas Exceltur.

En 2016, la ocupación fue del 80,6%, según el Ministerio de Turismo. Este mismo órgano, a principios de abril, preveía una campaña cinco puntos porcentuales superior, aunque esta estimación se quedará corta. Según la Confederación española de hoteles (Cehat), la ocupación media superará el 90%.

Esta mejora sustancial impulsará al sector, a toda la economía que gira a su alrededor y la generación de empleo, sobre todo en la hostelería y el comercio. “La recuperación económica o el sentimiento de recuperación, así como que la gente vuelva a gastar en vacaciones se nota”, argumenta María Abellanet, directora general del CETT (campus universitario de turismo, hotelería y gastronomía) de la Universidad de Barcelona.

El aumento se explica, entre otros factores, por una mejora económica interna e internacional, inseguridad en los principales países competidores de España —sobre todo en el Mediterráneo: Turquía, Egipto y Túnez— y a la fecha más tardía de esta festividad en este ejercicio. “Con las buenas temperaturas apetecen destinos más cálidos, que provoca que haya casi plena ocupación en las zonas de litoral, aunque se reparten mucho los destinos y tipos de vacaciones”, explica Abellanet.

Empleo más estable

El calendario, con una fecha posterior a lo habitual, y el buen clima que se disfruta en general en todo el territorio español provocarán que parte de los contratos de los 147.700 nuevos puestos de trabajo se alarguen hasta después de verano, según Asempleo. “Es probable que esta fecha disminuya la temporalidad para una parte de los trabajadores de las zonas de costa”, dice la directora general del CETT. En comparación con 2016, la firma de nuevos contratos es un 8% mayor, como aseguran desde la patronal de agencias de empleo.

El crecimiento se nota en todos los tipos de viajes y escapadas: el de interior, urbano, cultural, tradición religiosa, rural y de sol y playa. “La tendencia es que se fraccionen las vacaciones. Esto hace que se vean más turistas durante distintos periodos del año, también en Semana Santa”, afirma la experta en turismo de la Universidad de Barcelona.

El incremento también se refleja en la demanda de reservas para esta semana a través de las agencias de viajes. Según Acave, asociación de agencias de viajes especializadas, la demanda ha crecido casi un 10%. “La demanda interna se está recuperando. Esto se refleja en los viajes dentro de España y también en los de media y larga distancia”, explica Abellanet.

Así, la distribución de los desplazamientos está más repartida entre los diferentes viajes que se han programado. Por ejemplo, el transporte aéreo gestionará los desplazamientos de más de 5,1 millones de pasajeros en los 31.220 vuelos programados, según Aena. Por transporte ferroviario, según informó Renfe, se habilitaron 2,4 millones de plazas, lo que supone un incremento del 9,5% con respecto a la oferta habitual para atender la mayor demanda de estos días.

Asimismo, por carretera, si se tienen en cuenta los dos periodos en que la Dirección General de Tráfico (DGT) divide la semana —la primera fase, entre el pasado viernes 7 y el domingo 9 de abril; la segunda, entre este miércoles y el próximo lunes 17—, la DGT prevé 14,8 millones de desplazamientos, un 2% más que hace un año.

Con todo ello, por comunidades, según la previsión de ocupación del Ministerio de Turismo, Canarias, Cataluña, Andalucía y la Comunidad Valenciana serán las autonomías que mejor comportamiento presentarán. Por ciudades, Barcelona, Sevilla y Valencia liderarán la clasificación.

El turismo rural impulsa los viajes al interior

El turismo rural también se beneficia de la buena climatología, ya que todavía no se registran temperaturas excesivamente altas. Los alojamientos rurales tienen un 81% de ocupación para Semana Santa, tres puntos porcentuales más que en 2016, según el buscador Toprural.

Así, las zonas de interior consiguen atraer a un buen número de viajeros. Destacan Navarra (98% de ocupación), País Vasco (96%, 28 puntos porcentuales más que hace un año), Extremadura (91%), Cantabria (90%) y La Rioja (87%). “Las zonas de interior ofrecen variedad y calidad que se refleja en la alta ocupación y demanda que hay de este tipo de turismo”, argumenta la directora del CETT Abellanet. Este tirón también se refleja en la ocupación en los campings, que rondará el 75% entre ayer y el próximo lunes, según la Federación española de campings (FEEC).

Otro de los grandes atractivos será el turismo de nieve. Hasta 14 estaciones de esquí españolas seguirán abiertas durante lo que resta de Semana Santa, con cerca de 650 kilómetros de nieve. Esto es algo más del 50% de la superficie total disponible. “El turismo de esquí seducirá a muchos viajeros porque cerrará su temporada durante esta semana con muy buenas condiciones”, dice Abellanet.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información