Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Empleo castiga a Andalucía con menos fondos por incumplir objetivos

El Ministerio eleva para el resto de autonomías el dinero destinado a combatir el paro

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez (c), acompañada por el secretario de Estado de Empleo, Juan Pablo Riesgo (i), y el subsecretario de Empleo y Seguridad Social, Pedro Llorente (d), durante la LXIV Conferencia Sectorial de Empleo y Asuntos Laborales celebrada hoy en Madrid.
La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez (c), acompañada por el secretario de Estado de Empleo, Juan Pablo Riesgo (i), y el subsecretario de Empleo y Seguridad Social, Pedro Llorente (d), durante la LXIV Conferencia Sectorial de Empleo y Asuntos Laborales celebrada hoy en Madrid. EFE

El Gobierno ha castigado a Andalucía con menos fondos para combatir el desempleo. Y la razón estriba en que esta no ha conseguido cumplir con los objetivos que define el Ministerio de Empleo para, entre otras cosas, recolocaciones, número de sanciones, actuaciones de orientación y formación hasta más de 50 indicadores.

Desde 2012, el Ministerio concede una parte de estos recursos en función de las metas conseguidas. Este año el 100% se ha brindado según esos resultados. Y eso se ha traducido en que la comunidad andaluza ha perdido 11 millones de euros respecto a 2016. Este año recibirá 358 millones, un 3% menos. 

En parte, la autonomía se ve penalizada en los puntos porque sus programas de formación han sido paralizados por las investigaciones judiciales. El secretario de Empleo de la Junta de Andalucía ha argumentado que en este reparto se debería tener en cuenta que la comunidad es una de las regiones que más paro sufre. “Una vez más se ha maltratado a Andalucía”, afirma Julio Coca.

Por el contrario, el Ministerio que encabeza Fátima Báñez ha aumentado los recursos para el resto de autonomías. En total, esta rúbrica sube un 5% más que en 2016 hasta los 1.893 millones, lejos de los 3.000 millones que se desembolsaban antes del recorte de 2012 y todavía más lejos de lo que se gasta en otros países avanzados. Las cantidades podrían engordar un poco más hasta los 2.018 millones siempre que se aprueben los Presupuestos presentados por el Ejecutivo en las Cortes. Esta cifra supondría un 12,7% más que el año pasado. Entre las comunidades premiadas con más recursos, destaca Canarias con un alza del 12%, Baleares con un incremento del 9%, y Cataluña con un aumento del 8,8%.

Durante la conferencia sectorial entre Gobierno y comunidades, varios consejeros autonómicos se han quejado de que la partida no se ha actualizado conforme a la subida del 8% del salario mínimo, ya que muchos programas se subvencionan según este. Sin embargo, el Gobierno ha contestado que lograrán ese incremento una vez respalden los Presupuestos. “Confío en que nos ayuden a aprobarlos”, dijo Báñez a varios consejeros de comunidades del PSOE.

Empleo ha metido además prisa a las comunidades para que certifiquen todos los gastos desembolsados en el Plan de Garantía Juvenil, un programa que se financia con fondos europeos que se podrían perder si no se gastan y certifican a tiempo. Sin embargo, algunas respondieron que estas urgencias para no perder fondos se deben a que el Gobierno creó un registro demasiado complicado para apuntar a los jóvenes en el Plan de Garantía, en parte porque no querían que engordasen las cifras de desempleo. Con tal de salvar esos recursos, el Gobierno incluso introdujo en diciembre en la reforma de la Garantía Juvenil que estos fondos se pudiesen gastar con carácter retroactivo.

El Ministerio también ha creado con las autonomías un grupo de trabajo para implantar la tarjeta única social, una tarjeta en la que figurarán todas las ayudas que el ciudadano recibe de las distintas administraciones. En principio, esta iniciativa servirá para un mayor control, pero también para facilitar el acceso a las ayudas.