Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Hay superávit de formación, lo que faltan son técnicos”

El ejecutivo español destaca que para que lleguen inversiones a América Latina hace falta también atraer al talento

David Herranz.
David Herranz.

Con una cartera de 70.000 clientes en Latinoamérica, David Herranz sigue de cerca la evolución del mercado laboral en la región al frente de Adecco. Cree que América Latina debe aprovechar la juventud de su población y apostar por la diversificación, en especial hacia la industria.

Pregunta. Con los datos del mercado laboral en la mano, ¿cómo ve la situación de América Latina?

Respuesta. Como resumen corto, en 2016 el Atlántico no fue bien y el Pacífico fue razonablemente bien. Pero América Latina es muy heterogénea y las diferencias son enormes. Desde México, que tiene un desarrollo muy rápido y potente, hasta Argentina y Brasil que el año pasado sufrieron bastante.

"Trump ve a México como un enemigo que le come terreno"

P. ¿Qué evolución se ve en el mundo laboral?

R. En Chile ha habido un poco de frenada, creo que porque es año electoral; México, pese a todos los augurios, le está yendo muy bien y Colombia crece al 4%. Hay un poco de mejora en Brasil y en Argentina se espera una recuperación que parece que está ahí pero que no termina de llegar. En términos de empleo, en Argentina el crecimiento es tendiente a cero.

P. Se habla de que América Latina tiene que reinventarse y crear nuevos empleos. ¿Se ve ese cambio?

R. Creo que la clave está en la diversificación. México ha aprendido a diversificarse. Primero dependía del turismo, pero ahora tiene turismo, petróleo y manufactura. Trump lo ve como un enemigo que les está comiendo terreno en términos de producción. Hay países que siguen siendo dependiendo de la materia prima, porque no han sabido desarrollar el sector secundario, como Chile y Ecuador.

"Argentina, con las mejores universidades de Latinoamérica, tiene la mayor tasa de desempleo juvenil"

P. ¿La industria en países como Argentina puede ser competitiva sin medidas proteccionistas?

R. Es verdad que Argentina aprendió a diversificar bajo normas muy proteccionistas, pero ahora hay cambios y algunas empresas tendrán que ajustarse y otras podrán competir, esto ya está pasando.

P. ¿La mano de obra latinoamericana está preparada para competir en los mercados globales?

R. Sí, pero no está adaptada la oferta formativa a las necesidades del tejido empresarial. Por ejemplo, Argentina, con las mejores universidades de Latinoamérica, es donde tenemos la mayor tasa de desempleo joven, que duplica la tasa de desempleo del resto. Estamos formando a personas para carreras que no son necesarias en este momento.

P. ¿Una multinacional que quiere invertir en Argentina va a encontrar talento?

R. Sí, Argentina es una fábrica de talento y se caracteriza por exportar talento desde hace muchos años. Además en Latinoamérica hay un bono demográfico, muchas más posibilidades de encontrar mano de obra porque hay mucha gente joven.

P. ¿Es la generación mejor formada de su historia?

R. Sí, diría que hay un superávit de formación. Hay mucha más gente formada que necesidades reales. Y falta tremenda de profesionales técnicos en el entorno tecnológico, en salud y en dependencia, allí es donde hay más oportunidades. Estos días he estado hablando con empresas del sector tecnológico que me dicen que no encuentran gente, incluso regalan la formación para tener profesionales.

P. ¿Cuáles son las dudas para invertir o no en Latinoamérica?

R. Digo lo que nos cuentan nuestros clientes. La mayor duda es la previsibilidad y la seguridad jurídica. Al inversor le asustan los cambios, en un sentido u otro. Y esto es lo que genera esa incertidumbre a la hora de generar inversiones. Y hay otra cosa importante, las empresas vienen de la mano de las personas, que tienen que ser atraídas. Tenemos un índice de atracción de talento en el que Argentina está en el puesto 64 y eso significa que si tienes un perfil ejecutivo estás atraído por otros 63 países antes que Argentina. Chile está en el puesto 34. Si Chile es más atractivo para el talento, es más atractivo para las inversiones. Yo, por ejemplo, este año me he llevado a mi familia a Chile.

P. ¿Por dónde viene el futuro de América Latina?

R. Creo que América Latina tiene que aprovechar el bono demográfico y dar trabajo a los jóvenes metiéndose en el sector secundario. El sector servicios no puede absorber toda la mano de obra y el sector primario da lo que da y ya está explotado.