Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La china Great Wall Motors sopesa abrir una fábrica en México

La decisión final dependerá del resultado de las negociaciones comerciales entre Washington, México y Pekín

JAC Motors México
Un todoterreno de Great Wall Motors.

Pekín sigue pensando en México pese a las andanadas proteccionistas de Donald Trump. Una semana después que que la firma semiestatal china JAC Motors comenzase a comercializar sus todoterrenos 100% mexicanos de la mano del magnate Carlos Slim, otra automotriz del gigante asiático, Great Wall Motors, sopesa construir una planta en México. La mayor empresa automovilística privada de China estaría interesada, según tres fuentes consultadas por Reuters, en la construcción de una planta en Nuevo León (norte) o en San Luis Potosí (centro). Ambos Estados han sido golpeados en los últimos meses por sendas cancelaciones o recortes de proyectos de producción tras la llegada de Trump a la Casa Blanca: en enero, la automotriz Ford dejó caer una inversión de 1.600 millones de dólares en una nueva planta en San Luis Potosí y el fabricante de equipos de aire acondicionado Carrier devolvió a EE UU parte de su producción en Nuevo León.

Según la información de la agencia de noticias británica, representantes de Great Wall Motors se reunieron con sus contrapartes de la empresa ferroviaria Ferromex, propiedad de Grupo México, y de Kansas City Southern de México para evaluar las opciones de conectividad de ambos Estados. Las facilidades de transporte por tren son clave para las fábricas que se instalan en México, ya que permiten trasladar el producto acabado a EE UU a un coste más bajo que por carretera.

Una de las fuentes consultadas por Reuters dijo que la empresa china está en conversaciones directas con el gobierno de Nuevo León, mientras que otra matizó que la automotriz también está considerando abrir una planta en EE UU, pero no dio más detalles sobre su potencial localización. Un ejecutivo de alto rango de Great Wall Motor dijo a Reuters que la elección entre EE UU y México dependerá de asuntos comerciales que involucran a los tres países.

Great Wall Motors y Ferromex no respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios. Sin embargo, un portavoz de Kansas City Southern de México confirmó que funcionarios de Great Wall Motor se reunieron con la empresa, pero declinó proporcionar más detalles.

Un compromiso de la firma china podría reforzar los esfuerzos de México por reducir su dependencia en el comercio y la inversión estadounidense justo cuando la nueva Administración amenaza con abandonar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y critica a las empresas de su país que mueven empleos hacia el sur. Y coincide, también, con aumento de la presión de la Casa Blanca sobre Pekín para que elimine prácticas comerciales que Washington considera "injustas".