Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno aplaza una semana la votación de la reforma de la estiba

El debate parlamentario estaba programado para el próximo jueves pero el Ejecutivo no tiene apoyos

El Gobierno aplazará una semana más el debate y la votación en el pleno del Congreso del Real Decreto Ley que reformará el sector de la estiba, inicialmente previsto para el jueves, 9 de marzo. Así lo anunció este lunes el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, que espera que se llegue a un acuerdo entre patronal y trabajadores. El Ejecutivo da marcha atrás al no contar con los apoyos necesarios para convalidar la normativa que aprobó en Consejo de Ministros. Los sindicatos afirman que la negociación está bloqueada y piden al Gobierno que se sume a las reuniones. El PSOE anunció que votará en contra.

El ministro de Fomento, Inigo de la Serna, con la comisaria europea de Transportes, Violeta Bulc, en el ministerio este lunes
El ministro de Fomento, Inigo de la Serna, con la comisaria europea de Transportes, Violeta Bulc, en el ministerio este lunes

El decreto ley necesita ser convalidado por la mayoría del Congreso. Pero la oposición exige que haya consenso en la reforma para votar a favor, algo que tras más de un mes de negociación no se ha conseguido. Por eso este martes, en la junta de portavoces, el grupo popular pedirá el aplazamiento del debate de la reforma, según adelantó hoy el ministro a su llegada a una conferencia en el Círculo de Bellas Artes, en Madrid. En el caso de que se aprobara en el Congreso, los grupos parlamentarios podrían pedir que se tramite como proyecto de ley, y así incluir enmiendas, a lo que se niega el Gobierno. “Tenemos que acatar la sentencia, por lo que hay que aprobarla en los términos formulados”, afirmaron fuentes de Fomento.

No lograr el respaldo para la norma en el Congreso sería una derrota política importante para el Gobierno. Solo una vez un decreto ley propuesto por el Ejecutivo no se ha convalidado en el Parlamento por falta de apoyos. Fue en 1979. A pesar de ello, el ministro insistió en que se ofrece el aplazamiento para dar más tiempo a la negociación entre sindicatos y patronal. Al menos, esa es la versión oficial. “El acuerdo para garantizar el empleo es posible y así nos consta”, dijo De la Serna. En cambio, los sindicatos afirmaron que la negociación está bloqueada por el inmovilismo empresarial y piden al Gobierno que se sume a las reuniones.

La decisión de dar una semana más llega además después de que los trabajadores del sector anularan la semana pasada la huelga prevista hoy y el miércoles, aunque mantienen por el momento la convocatoria de siete días de paros a partir del viernes. “Si hay voluntad de llegar a acuerdo, y si lo que de verdad buscan es la garantía del empleo y no otras cosas como mantener el antiguo statu quo del sector, hay margen suficiente en esta semana para lograrlo”, aseveró el ministro. Si no se consigue acuerdo, De la Serna cree que los grupos parlamentarios sí deberían manifestar su apoyo para convalidar la reforma, a la que urge Europa.

Bruselas apremia

La urgencia que exige Europa la confirmó la comisaria europea de transporte, Violeta Bulc, en la jornada de diálogo con los ciudadanos en la que participó junto al ministro, en Madrid. “Hemos esperado mucho tiempo para que se tome una decisión. Esperamos que España esté a la altura e invito a todas las partes a que mantengan el diálogo social”, dijo Bulc. La charla estuvo marcada por las protestas de parte de los asistentes. Al grito de “los puertos no se venden, se defienden” y “ministro, di la verdad” interrumpieron tanto a De la Serna como a Bulc, que se mostró contundente: “No he recibido ninguna propuesta alternativa de los sindicatos [sobre la reforma del sector de la estiba]. Los problemas de los trabajadores se pueden solucionar por otras vías y no mediante el decreto”, defendió.

El Gobierno, a través del Ministerio de Empleo, aseguró que articulará medidas para ayudar a la reconversión del sector tras la reforma que impulsa el Gobierno para liberalizar la estiba y que cumpla la normativa comunitaria.