Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BBVA devolverá las cláusulas suelo “a los que les corresponda”

Tras recibir el texto de la sentencia del Supremo, el banco sugiere que entregará el dinero tras un análisis de cada caso

Clausula suelo
El presidente del BBVA, Francisco González. EFE

El BBVA, que el pasado 15 de febrero vio como el Supremo rechazaba su recurso contra las cláusulas suelo, ha analizado el texto de la sentencia y ha decidido que "acatará la sentencia y, para ello, está ultimando la operativa que permita abonar la devolución de la cláusula suelo a aquellos clientes a los que corresponda", según un escueto comentario de la entidad. 

Durante la presentación de resultados de 2016, Francisco González, presidente del banco afirmó: “Tan pronto como el Tribunal Supremo, digamos, interprete esta resolución de Europa, nosotros procederemos de forma rapidísima a devolver todo ese dinero a todas aquellas personas que, lógicamente, tengan derecho a ello”.

No obstante, ahora parece que irá determinando caso a caso a quién le corresponde la devolución del dinero, es decir, para quién fueron opacas las cláusulas. La entidad no seguirá un proceso reglado, algo que podría elevar las demandas si existen los desacuerdos con los clientes.

Por su parte, Cajamar, también afectada por la primera sentencia del Supremo, comunicó ayer: "Una vez conocido el texto integro de la sentencia, el banco procederá a estudiar las reclamaciones conforme a la misma y a dar respuesta a los clientes que tengan derecho a ello de acuerdo con lo especificado en cada hipoteca". Es decir, también irá caso a caso.

El BBVA ya avanzó que no devolvería a todos los afectados porque considera que, algunos, por su profesión o por sus conocimientos, entendieron las condiciones de las cláusulas suelo de la hipoteca y para ellos no fueron opacas. También se podrían quedar fuera clientes morosos o que hayan refinanciado su hipoteca. De hecho, de los 1.200 millones que, en principio, el banco provisionó porque era lo que le suponía en el recorte de ingresos, finalmente, lo redujo a 557 millones brutos.

Tras la aprobación del real decreto, aprobado por el Parlamento el 31 de enero, que obliga a los bancos a avisar a todos los clientes con cláusulas suelo, las entidades no están obligadas a devolver el dinero si creen que los contratos no eran opacos. La devolución deberá ser en efectivo, salvo que el cliente pacte otra vía.

El Supremo cambia su jurisprudencia

El Tribunal Supremo ha cambiado su jurisprudencia en cuestión de cláusulas suelo para adaptar la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) del 21 de diciembre de 2016, que reconocía la retroactividad total de esta condición incluida en algunos contratos hipotecarios desde su origen y no desde el 9 de mayo de 2013, como estableció el tribunal español.

La Sala ha aprovechado la desestimación de un recurso de BBVA para modificar su jurisprudencia sobre los efectos retroactivos de la declaración de nulidad de las cláusulas suelo. En este sentido, recuerda que el TJUE consideró que la limitación en el tiempo de los efectos jurídicos derivados de la declaración de nulidad de las cláusulas suelo equivale a privar "con carácter general" a los consumidores que hubieran firmado un préstamo hipotecario antes del 9 de mayo de 2013 --fecha en la que se emitió la sentencia del Supremo-- de recuperar todo lo cobrado de más.

El Supremo señala que la sentencia de mayo ofrecía una protección "limitada" a los consumidores que resultaba "incompleta e insuficiente" y apunta que la jurisprudencia nacional no constituía "un medio adecuado y eficaz para que cese el uso de dicha cláusulas", en contra de lo que establece el artículo 7.1 de la directiva europea 93/13/.

El BBVA no es Papá Noel

Francisco González, presidente del BBVA, abordó este asunto durante la presentación de resultados y dijo que la entidad estaba pagando las consecuencias de esta situación pese a que era “un banco ejemplar al que le han cambiado las reglas de juego”. Admitió que la provisión ha afectado al bonus de la plantilla en España, incluso le restó su paga variable.

Preguntado por si iba a devolver a todos los clientes, González pronunció una polémica frase:  “Me gustaría ser Papa Noel todas las mañanas, pero no puedo. Vamos a hacer las cosas bien, para accionistas y clientes”, señaló en lo que todo el mundo entendió como una referencia velada a José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, entidad que ya está devolviendo todo el dinero de las cláusulas.

Cajamar, también afectada por la sentencia del Supremo de 2013, también espera a ver el texto definitivo y Abanca mantiene que sí lo hará “caso por caso”.

Bankia anunció hace días que había entregado 52,7 millones de euros a 9.828 personas cuyos contratos tenían cláusulas suelo, desde que el pasado 3 de febrero. Esto supone el 25% del total que tiene pendiente devolver.

De las personas afectadas, el 83,6% ha optado por el abono en efectivo y el 16,4% ha elegido amortizar su hipoteca. El riesgo teórico de las cláusulas suelo para la entidad ronda los 200 millones, mientras que los gastos judiciales podrían alcanzar los 100 millones.

Las asociaciones de consumidores celebraron que el Supremo haya concedido la retroactividad total, pero sin lanzar las campanas al vuelo. Para la presidenta de la Asociación de Usuarios Financieros, Patricia Suárez, “El BBVA, Cajamar y Abanca no pueden seguir retrasando la devolución de los importes cobrados de más. De la misma manera que retiraron la cláusula suelo de todas sus hipotecas en mayo de 2013, ahora deben devolver el dinero más intereses y evitar así una avalancha de afectados en los tribunales”.

Otras asociaciones, Adicae y Facua-Consumidores en Acción, también pidieron a los bancos que devuelvan de forma “directa” los importes ingresados de más". Javier Gastón, responsable de Denunciascolectivas.com, va más lejos y se pregunta por todas las personas a quienes los tribunales impidieron la retroactividad total por la primera sentencia del Supremo. “¿Quién va a compensarles? Hubo demandas en las que solo se admitió la retroactividad desde el 9 de mayo de 2013 y no se condenó al banco a las costas del proceso por lo que pagaron ellos a los abogados, además de las famosas tasas judiciales de Ruiz Gallardón. Para esas personas no se recomienda ahora que vuelvan a los tribunales”, afirma Gastón.

Más información