Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COLUMNA

Cifuentes y Carmena intensifican la ofensiva para vender Madrid en Londres

Comunidad y Ayuntamiento se vuelcan en la capital británica para captar inversión y lograr la ubicación de organismos comunitarios tras el ‘brexit'

Manuela Carmena y Cristina Cifuentes, tras su almuerzo de esta tarde. Ampliar foto
Manuela Carmena y Cristina Cifuentes, tras su almuerzo de esta tarde. Efe

La comida que la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y las buenas intenciones que ambas subrayaron tras ella el pasado noviembre está empezando a concretarse con la nueva ofensiva que han lanzado para aprovechar el Brexit. Probablemente, el tema más acuciante que se puso sobre la mesa entonces fue la posibilidad de atraer a Madrid el domicilio de algunos organismos europeos ubicados en el Reino Unido y la de entidades financieras y empresas que inevitablemente emigrarán de la City de Londres. Entre esos organismos interesan, principalmente, la agencia del medicamento y la Autoridad Bancaria Europea (EBA, en sus siglas en inglés). En contra juegan que también pujan por ellas otras ciudades con peso (París, Francfort...) y que españa ya tiene seis agencias y hay países que no tienen ninguna.

Carmena y Cifuentes, que mantienen una fluida relación, ilustraron su camaradería apareciendo del brazo y muy sonrientes. Ambas decidieron invitar al alcalde de Londres, Sadiq Khan, que tiene previsto visitar Madrid a finales de marzo dentro de la gira por capitales europeas (también visitará Berlín, Bruselas, Varsovia y París) para explicar que la ciudad continúa abierta al continente pese al brexit. La visita abre la puerta a que sea correspondida por su homónima madrileña y la presidenta de la comunidad para vender Madrid.

Tras aquel inicio con mesa y mantel, las dos mandatarias madrileñas no han dejado la perpectiva que se abría y ahora han intensificado la ofensiva. Un equipo formado por expertos en inversiones extranjeras, fiscalidad y urbanismo está visitando constantemente la capital británica (casi con cuartel general permanente). Asimismo, la comunidad ha fichado al economista Daniel Lacalle con ese objetivo. Esta delegación se está reuniendo con fondos de inversión y representantes de bancos de negocios y empresas. Se trata ofrecer las bondades de Madrid. A ello responde, por ejemplo, la campaña como Madrid your next destination (Madrid su próximo destino) que anuncian los taxis de Londres y la que se quiere hacer en los autobuses londinenses.

La acometida comercial y los cambios en Fomento y Adif impulsan la Operación Chamartín

La carta de presentación se basa en tres ejes básicos: política fiscal, un parque de oficinas de alto standing y en agilizar la burocracia. Madrid deberá dar respuesta, además, a cuestiones relacionadas con la normativa laboral, las comunicaciones, el sistema educativo, el de salud y, adicionalmente, la calidad de vida, que no deja de tener su importancia, para dotar de mayor atractivo a la opción madrileña.

En comunicación, la posición de Madrid es inmejorable por la cercanía al aeropuerto internacional de Barajas; pero en el resto de ejes deja mucho que desear. De ahí que el brexit haya dado un empujón inesperado y muy alentador al proyecto Castellana Norte (más conocido por su denominación original de Operación Chamartin), cuya ubicación es privilegiada. Los otros polos de atracción que hay que desarrollar a partir de ahí son la creación de un gran centro de negocios internacional con la creación de empresas y un gran parque de oficinas y la de una estación de ferrocarril potente en la actual de Chamartín, que sirva de hub para el norte de España y que, por la cercanía con Barajas, es un acicate mayor.

Precisamente los cambios al frente del Ministerio de Fomento (ocupado ahora por Íñigo de la Serna) y de Adif (asumida ahora por Juan Bravo) han significado un avance en ese sentido. Tanto De la Serna como Bravo se han tomado el asunto en serio. Se constituyó una mesa de trabajo y ya han celebrado varias reuniones con las partes implicadas: Ayuntamiento, Comunidad y empresa, en la que el accionista principal y dominante es el BBVA.

Interesan la EBA y la agencia del medicamento, por las que pujan otras ciudades

El impulso que, tras muchos años de obstáculos, ha recibido ahora la operación parece definitivo. El consistorio de Carmena había anulado en febrero del año pasado el plan que los promotores habían pactado con el anterior equipo municipal, presidido por Ana Botella; con la Comunidad, dirigida por Ignacio González, y el Ministerio de Fomento, que entonces dirigía Ana Pastor (todos del PP), así como la empresa. A cambio, presentó como alternativa, Madrid Puerta Norte, que redujo a la mitad el área urbanizable respecto al anterior (1,7 millones de metros cuadrados) y bajó de 17.000 a 4.600 el número de viviendas, dando prioridad a la reforma de la estación de Chamartín.

La empresa puso un ultimátum hasta el 31 de diciembre de 2016 para decidir seguir o dar carpetazo. Al final, y ante las perspectivas que iba tomando el asunto, decidió prorrogarlo con el optimismo subido. Al mismo tiempo, lanzó una nueva propuesta en la que mantiene la inversión total prevista de unos 6.000 millones de euros, el pago de 1.200 millones a Adif y la construcción del citado centro de negocios internacional. Además reduce de 17.000 a 13.600 del número de viviendas previstas y la cesión de 185.000 metros cuadrados adicionales para usos públicos. Las previsiones apuntan a la creación de 120.000 empleos.

Despedida de dos históricos

M. Á. N.

Va de despedidas. Amado Franco y José Luis San Pedro. El primero del scrtod e las cajas de ahorros, el segundo, del eléctrico.

Amado Franbco Lahoz (Zaragoza, 1945) uno de los últimos cajeros, se va. “Hay que irse cuando las cosas van bien, cuando nadie te lo pide y cuando se queda en buenas manos”. Amado Franco Lahoz (Zaragoza, 1945), uno de los últimos cajeros del país que quedaban al frente de las antiguas cajas de ahorros, renunció el viernes a su puesto como presidente de Ibercaja, a la que decidó 47 años de su vida. De ellos, 17 como director general y 13 de presidente, primero en el formato caja y, luego desde 2011, en el de banco. Un hombre de la caja aragonesa de toda la vida, desde los tiempos de la Cazar (Caja de Ahorros de Zaragoza, Aragón y Rioja), que deja la entidad como una de las que se ha salvado de la quema, al tiempo que impulsó el desarrollo regional, con el turismo de montaña, y gastrónimo y la industria.

Mientras, en Iberdrola ha dicho adiós a uno de sus directivos y consejeros más veteranos, José Luis San Pedro Guerenabarrena (Bilbao, 1946), que ha cumplido más de las mitad de sus 70 años en la compañía. San Pedro, ingeniero industrial y economista nacido en Bilbao, entró en la antigua Iberduero, en la que llegó a ser director financiero y uno de los hombres de confianza del que entonces era su presidente, Manuel Gómez de Pablos. Tras la fusión de Iberduero con Hidrola, pasó a ser uno de los pilares de la nueva compañía como director de Control y Regulación hasta que en 2012 el actual presidente, Ignacio Sánchez Galán, le nombró consejero director general, en la práctica el número dos de la compañía. La responsabilidad la dejó en 2014 a petición propia.