Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

De la Serna asegura que hay una “huelga encubierta” de estibadores

El ministro de Fomento dice que la productividad se ha reducido un 95% en los puertos españoles

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha asegurado este lunes que le consta la realización de una huelga encubierta de los estibadores en los puertos españoles. "Tenemos absoluta constancia porque nos lo trasladan las empresas. Están en rendimientos de entre un 85% y 95% menos de lo que tienen por convenio", ha dicho De la Serna en RNE. A pesar de ello, Puertos del Estado y la patronal explican que no existen datos oficiales que corroboren esta cifra, mientras que los sindicatos niegan esta bajada. El ministro, que ha confirmado que el decreto ley se llevará al Consejo de Ministros de este viernes, ha descrito la situación como insostenible para las compañías que operan en los puertos españoles: "Nos transmiten que están sufriendo actos vandálicos y de sabotaje".

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna.
El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna.

Los puertos españoles viven una situación de parálisis parcial desde el 3 de febrero. Al menos eso es lo que aseguran desde Fomento y Puertos del Estado. Desde dicho día, en el que De la Serna anunció el decreto ley que liberalizará el sector de la estiba, el rendimiento y la productividad ha caído en picado. Puertos del Estado así lo confirma, aunque tampoco cuenta todavía con datos oficiales. Ambos se sustentan en la información que le proporcionan las empresas del sector. Según fuentes empresariales, la media de la bajada antes del fin de semana era del 50%, aunque en algunos puertos como el de Valencia, uno de los principales en el que hay más de 1.300 estibadores, la cifra ascendía al 65%.

Desde la Coordinadora estatal de trabajadores del mar (CETM) niegan que el descenso de la productividad se deba a una huelga encubierta. "La gente va a trabajar sabiendo que su puesto de trabajo se está cuestionando y no sabe si sus condiciones cambiarán. Eso es lo que explica un rendimiento inferior", ha dicho el secretario general del sindicato, Antolín Goya, que ha añadido que actuarán siempre dentro de la legalidad.

De la Serna explica que las empresas están en una tesitura difícil y esto es lo que provoca la adhesión de las mismas a un documento firmado junto a CETM, principal sindicato del sector. "Nos dicen que van a firmar lo que les pongan porque no pueden sostener más la situación actual", ha dicho el ministro. En este documento, que lo han firmado las principales empresas que operan en España, se incluye la creación de un registro de los trabajadores, principal escollo en la negociación con la Comisión Europea.

Este martes, a tres días de la fecha límite de negociación marcada por el Gobierno, se volverá a reunir Fomento, sindicatos y la patronal para buscar un acuerdo sobre el decreto ley que evite la huelga convocada por los estibadores para el 20, 22 y 24 de febrero. "Si se mantiene la convocatoria de huelga se va a hacer un grave daño a la economía española", ha reiterado De la Serna, que ha hecho un llamamiento a la "condena de los actos vandálicos que se puedan estar produciendo".

A pesar de esta situación, el titular de Fomento es optimista y cree que hay posibilidad de acuerdo antes de que se lleve el decreto al Consejo de Ministros este viernes. "El Gobierno está obligado a acatar la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, pero estamos abiertos a cualquier modificación siempre que lo permita la Comisión Europea", ha explicado De la Serna. Asimismo, ha adelantado que Fomento ya tiene constancia que el decreto ley actual cumple con la sentencia, pero necesita que se apruebe en el Congreso. Para ello, deberá conseguir apoyos parlamentarios para sacar el decreto adelante. "Todos los partidos tenemos que ser responsables", ha argumentado el ministro.

El rescate negociado de las autopistas de peaje es "imposible"

El ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, ha dicho hoy que ve "prácticamente imposible" alcanzar un acuerdo con las entidades financieras tenedoras de la deuda de las autopistas de peaje en quiebra, cuya titularidad, ha recordado, volverá a revertir al Estado.

"Es muy difícil, desde el principio hemos dicho que es muy difícil y estamos ya casi en la fase de imposible. Hemos pasado de muy difícil a prácticamente imposible el acuerdo", ha dicho el ministro a RNE.

El titular de Fomento ha explicado que el Gobierno puede alcanzar un acuerdo siempre que se sitúe "en unos términos beneficiosos para la Administración General del Estado", que son aquellos en los que el coste para las arcas públicas sea inferior al que se produciría si se deja que el procedimiento judicial llegue a establecer la Responsabilidad Patrimonial de la Administración (RPA).

"Si el acuerdo se sitúa por debajo de las expectativas de lo que puede ser la RPA, nosotros estamos dispuestos a ello. No hemos conseguido ningún avance, sabíamos que era una cuestión muy difícil", ha añadido. Mientras tanto, ha explicado, siguen con "la hoja de ruta" para facilitar que "en el momento que se liquiden las empresas, la autovía pueda seguir funcionando". 

Ha insistido en que el rescate no se produce, ya que el Estado no está interviniendo para hacerse con la infraestructura, sino que ésta "revierte al titular, y el titular es el Ministerio de Fomento", que tiene entonces que gestionarlas. "Haya o no haya negociación, lleguemos o no a acuerdo ,tenemos que hacerlo si o si", ha concluido.

Más información