EMPRESAS

Condenados cuatro directivos que montaron una exitosa empresa plagiando a su exjefe

Los responsables de RDT Ingenieros copiaron las bases de datos de la compañía donde trabajaban

Imagen del Parque Tecnológico de Zamudio donde tiene una sede RDT.
Imagen del Parque Tecnológico de Zamudio donde tiene una sede RDT.EL PAÍS

Organizar una empresa de éxito desde el primer día no es fácil. Lograr que en su primer año de vida tenga, además una facturación de tres millones de euros y genere 69 puestos de trabajo, menos, y encima lograr que el reconocimiento institucional sea creciente y logre premios por su modelo de internacionalización, ya es casi una tarea imposible.

Más información

Bueno, casi imposible. Cuatro directivos de la empresa CadTech Ingenieros de Euskadi lo hicieron en 2006 al montar RDT Ingenieros. Ahora bien, su fórmula ha sido condenada por el Tribunal Supremo una década después. El alto tribunal ha obligado a B. Rosende, E. Claramonte, A. Ordozgoiti y P. Revuelta a indemnizar a Cadtech con una suma que no llega a los 200.000 euros, porque desde semanas antes de darse de baja de esta sin previo aviso, y montar la nueva firma, realizaron volcados masivos de las bases de datos y los programas que utilizaba CadTech. Los responsables de RDT en Bilbao declinaron este miércoles hablar de la sentencia. El demandante, el presidente de CT Solutions Group, Jesús Prieto critica la lentitud de la justicia y el "alto coste que el empresario" tiene que pagar para lograr que se "haga justicia" más de una década después

RDT, la empresa con sede en el parque tecnológico de Zamudio, Bizkaia, pero desplegada en Madrid, Barcelona, Pamplona, Gran Bretaña y México, nació en noviembre de 2006, y en su primer año de vida facturó tres millones, que en el ejercicio 2012 se convirtieron en 20 millones con una plantilla de 400 trabajadores. La firma se dedicó desde el inicio a la ingeniería de productos y de servicios para los sectores aeronáutico, automoción, industrial y ferrocarril. La facturación estimada del pasado ejercicio, 2016, superaba ya los 35 millones y la plantilla, las 700 personas.

Diez años después de pasar por casi todas las jurisdicciones, desde la mercantil hasta la social y la penal, el Tribunal Supremo ha ratificado y hecho firme la sentencia de la Audiencia Provincial de Bizkaia de 2014 que da la razón parcialmente al CEO de CT Solutions Group, Jesús Prieto, el grupo que da cabida a las firmas demandantes Cadtech Ibérica, Cadtech Euskadi SL y CT Ingenieros Aeronáuticos y de Automoción e Industriales SL. "Declaramos que los demandados han violado los secretos empresariales de Cadtech Ibérica, Cadtech Euskadi SL y CT Ingenieros Aeronáuticos y de Automoción e Industriales SL, al apropiarse y aprovechar la información contenida en las bases de datos internas de las actoras. Declaramos que los demandados han realizado conductas contrarias a la buena fe aprovechando los medios materiales de las actoras para la preparación de la nueva empresa, que pudo entrar en funcionamiento de manera inmediata dándose de baja manera simultánea en la misma sin previo aviso y contactando con empresas clientes de las actoras mientras prestaban servicio en aquella", ratifica el alto tribunal.

Según los hechos probados de la sentencia, B.R. urdió el plan para montar una nueva empresa desde principios de 2006. "En horas de trabajo y utilizando los medios de la empresa que le pagaba, realizó los preparativos para crear una estructura empresarial con la misma actividad" y "durante los meses de julio, agosto y septiembre" procedieron al volcado masivo "en USB y CD" de las bases de datos de la estructura empresarial, de los clientes y bases de datos. El alto tribunal rechazó sin embargo condenarles por contratar a un buen número de profesionales de la misma empresa de la que se marcharon, con el argumento de que los empleados son libres para contratar su fuerza de trabajo con quien quieran.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50