Las cajetillas de tabaco de Marlboro, L&M y Chesterfield suben de precio

Philip Morris sigue los pasos de JTI y traslada la subida de impuestos especiales a sus cigarrillos

Cajetilla de tabaco de Marlboro
Cajetilla de tabaco de MarlboroEFE

La tabaquera Philip Morris ha comunicado que a partir de este mismo viernes sus cajetillas de tabaco suben de precio 10 céntimos ya que la compañía traslada a los consumidores la subida de impuestas aprobada por el Gobierno a principios de mes y validada ayer por el Congreso. En concreto, según publica el Boletín Oficial del Estado (BOE), eleva el coste de la marca Marlboro (en las distintas variedades, desde Red o Touch a Menthol), de L&M (también en sus distintas submarcas), Chesterfield (Blue, Red y Rich). También se encarece la picadura de liar (Choice y Verso) y de pipa (Afzal).

Más información
Fumar menos de um cigarro por dia também mata
BAT propone a Reynolds la fusión para crear la mayor tabaquera cotizada
El contrabando de cajetillas de tabaco cae a costa de la subida de la picadura ilegal
Qué es el techo de gasto y qué subidas de impuestos se han aprobado

La subida supone cambiar los precios vigentes para estas marcas desde enero de 2015. Las cajetillas más populares de Marlboro (Marlboro Red) suben de 4,85 a 4,95 euros. L&M Blue y Red en paquete blando de 20 cigarrillos pasan de 4,20 a 4,30 y en paquete duro, de 4,30 a 4,40. Las submarcas de Chesterfield también suben diez céntimos, y ahora costarán, según la variedad, entre 4,50 y 4,65 euros.

Philip Morris es la segunda tabaquera que eleva precios tras la subida de impuestos. El pasado 9 de diciembre fue Japan Tobacco International (JTI), la propietaria de Camel y Winston, quien encareció algunas de sus marcas y picaduras. En concreto, elevó 20 céntimos el precio de Benson & Hedges Gold, (hasta 5,05 euros), Coronas Black Soft (4,40 euros) y Winston Xstyle Golg y Winston Xstyle Red (4,50 euros). La picadura —de varias marcas como Winston o Amber Leaf— según el tamaño del envase cuesta entre 20 céntimos y 1 euros más.

A la espera del resto de marcas

El Congreso votó ayer la subida de impuestos especiales sobre el tabaco y las bebidas alcohólicas de alta graduación, un alza con la que el Gobierno espera obtener unos 150 millones de euros. Subieron los impuestos para cigarrillos (2,5%) y para picadura de liar (6%) y los impuestos especiales sobre el alcohol y bebidas alcohólicas aumentarán un 5%.

Así el alza de precios fue convalidada ayer, pero en realidad estaba en vigor desde que se anunció en el BOE a principios de diciembre. Las marcas pueden decidir cuándo aplican el cambio de precios (y que parte absorben en sus márgenes y cuál trasladan al cliente) en función de su estrategia.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS