Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amazon destapa su almacén ‘secreto’ para competir con supermercados

La compañía revela que tiene un centro logístico de 28.000 metros en Castellbisbal (Barcelona) para su servicio 'Pantry'

Amazon tenía un centro logístico en España del que hasta ahora no había dicho ni una palabra. Y eso que está ya en funcionamiento y dispone de 28.000 metros cuadrados. Está en en Castellbisbal (Barcelona). Lo van a usar para un nuevo servicio, llamado Amazon Pantry, lo que en español sería "la despensa de Amazon". Es otro paso más en su desafío a los supermercados y que ha comenzado a ofrecer hoy.

El centro logístico que Amazon tiene en Castellbisbal (Barcelona).
El centro logístico que Amazon tiene en Castellbisbal (Barcelona).

El gigante del comercio electrónico ya vendía alimentación envasada y productos de gran consumo. También distribuye con su servicio de entrega rápida en Madrid y Barcelona alimentos frescos. Ahora, con el nuevo servicio Amazon Pantry amplía la oferta de estas categorías a toda España, mediante un particular formato: cajas de hasta 20 kilos que los clientes pueden ir llenando para hacer la compra semanal. Además, esta vez no es solo un servicio para grandes ciudades, sino que hará entregas en más de 7.500 ciudades y pueblos españoles de la península y las Islas Baleares.

El lanzamiento el nuevo servicio Amazon Pantry es lo que ha llevado a la compañía a explicar que tiene en marcha su centro logístico en Castellbisbal (Barcelona), situado en un edificio ya existente en el Parque Empresarial Can Pelegrí. Tiene 50 empleados y lleva meses preparando su funcionamiento, pero con la más absoluta discreción. "Con esta nueva infraestructura la compañía creará 200 nuevos empleos en los próximos tres años. El edificio de 28.000 metros forma parte de la red europea de centros logísticos de Amazon y dará servicio a los clientes Pantry del sur de Europa".

Amazon llegó a España hace cinco años y va camino de contar con cinco centros logísticos. Su mayor instalación, y la primera que abrió, está en San Fernando de Henares (Madrid). Es un macroalmacén que acaba de ser ampliado hasta los 77.000 metros cuadrados y en el que actualmente trabajan más de 1.600 empleados. En Madrid tiene también otra instalación logística más pequeña ubicada en el centro de Madrid, desde donde se ofrecen entregas en 1 y 2 horas para su servicio express Amazon Prime.

En Barcelona, al margen del conocido hoy en Castellbisbal, dispone de un almacén urbano, también para el servicio express. Y está construyendo otro de sus instalaciones estrella: un centro logístico de 63.000 metros cuadrados en El Prat (Barcelona), que se prevé que esté operativo en otoño de 2017 y que creará 1.500 nuevos puestos de trabajo en los próximos tres años.

El nuevo servicio para llenar la despensa

El desafío de Amazon a los supermercados comenzó en 2015 con la venta de artículos de belleza, droguería y cuidado infantil. Lo fue ampliando a la alimentación. En Madrid, se ha aliado recientemente con los supermercados Dia y un mercado de abastos para vender sus productos. Y con su sistema express sirve artículos (incluyendo alimentos frescos) en Madrid y Barcelona con plazos de entrega muy cortos.

Ahora ataca con Amazon Pantry, un servicio que hasta ahora ha lanzado en muy pocos puntos del mundo (Estados Unidos, Japón, Alemania y Reino Unido). "Con este nuevo programa los clientes Amazon Premium pueden adquirir los productos que necesiten para su hogar, desde agua mineral, leche UHT, cereales para el desayuno, snacks, conservas, condimentos y pasta hasta todo tipo de bebidas, productos de cuidado personal, artículos de limpieza o comida para mascotas, entre muchos más artículos", explica la empresa. Se trata de artículos que podrían guardarse en la despensa, es decir, no perecederos.

Imagen promocional de las cajas del sistema Amazon Pantry
Imagen promocional de las cajas del sistema Amazon Pantry

El sistema de compra y entrega es la novedad: los clientes tienen que estar registrados en su sistema Premium, que cuesta 19,95 euros al año. Para usar el servicio Pantry, compran una caja, con capacidad para 20 kilos o 110 litros –el equivalente a un carro de supermercado–. Les cuesta 3,99 euros, que incluye los gastos de envío. Después pueden ir añadiendo artículos, que el sistema va metiendo en esa caja. Cuando el comprador decide que ha terminado su compra, la da por cerrada, y le es enviada esa caja. El precio de la caja y el envío es el mismo, tanto si contiene dos paquetes de pasta como la compra de toda la semana.