Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El segundo fondo para biotecnológicas de Ysios contará con 126 millones

La gestora, que cierra su segundo instrumento de inversión, inyectará capital en unas 15 empresas

Los socios de Ysios Capital Partners.
Los socios de Ysios Capital Partners.

La gestora de capital riesgo Ysios Capital ha cerrado su segundo fondo con un importe de 126,4 millones de euros, lo cual supone haber superado el objetivo inicial del instrumento de inversión, de 100 millones de euros. El fondo, Ysios BioFund II Innvierte, se dedicará al sector biotecnológico, en especial en empresas de Europa y España, según informó la sociedad. Entre los inversores que han aportado capital están todos los family offices que participaron en el fondo predecesor, instituciones financieras, inversores privados, fondos de pensiones, el CDTI y el Fondo Europeo de Inversiones.

El fondo, el mayor especializado en biotecnología de España, ha invertido ya en cinco compañías: Sanifit, la mayor operación realizada en el país en este sector, Minoryx Therapeutics (España), Aelix Therapeutics (España), Prexton Therapeutics (Suiza) y Aura Biosciences (Estados Unidos). Ysios ha realizado estas operaciones acompañada de otros fondos, algunas de grandes farmacéuticas, que han puesto el pie en España por primera vez.

Es el caso de Aelix Therapeutics, una spin-off del programa HIVACAT dedicada al desarrollo de tratamientos contra el VIH y, en concreto, para el desarrollo para la primera vacuna contra la infección. En esa ronda entró, por ejemplo, Johnson & Johnson Innovation JJDC. “El papel de Ysios es muy relevante en cuanto a atracción internacional, puesto que las empresas en las que hemos invertido han recibido 103 millones de euros, es decir el triple de lo que ha aportado Ysios”, explica Cristina Garmendia, socia de la gestora.

La estrategia del fondo será la misma que la del primero, que se halla en fase de desinversión. Invertirá sobre todo en startups en fase temprana, pero también en fase de desarrollo, siempre coinvirtiendo con otros actores y focalizándose en “productos disruptivos que supongan un cambio de paradigma a la hora de abordar las enfermedades”, según la sociedad. En especial, la empresa invertirá en compañías del ámbito de nuevos fármacos, sistemas de diagnóstico y tecnologías médicas.

Joel Jean-Mairet, socio de la compañía, explica que Ysios ha planeado entrar en unas 14 ó 15 compañías. El periodo de vida del fondo es de diez años, aunque Ysios permanece en el capital de las compañías una media de cinco años. “Nuestro objetivo no es llevar a las empresas hasta el mercado, sino financiar hasta que tienen resultados, son eficaces y son seguros”, explican desde la compañía. En ese momento, es posible que otros actores como grandes farmacéuticas hayan echado el ojo a la compañía y quieran adquirir esa participación.

El hecho de haber superado con creces los objetivos de levantar capital hará, según Mairet, que puedan acometer mayores inversiones. En el primer fondo, la rentabilidad de las desinversiones realizadas fue del 47%, por encima de la esperada, del 20%. Por ello, los socios de la gestora explican que han repetido (incluso con más capital) los family offices que aportaron capital, hay más presencia de fondos de pensiones (de uno a cinco) y mantienen presencia de instituciones financieras y fondos de inversión. En el caso del nuevo fondo, el 47% del capital procede de family offices; el 16%, de fondos privados; otro 16%, de instituciones públicas; el 15%, de instrumentos de inversión colectiva y fondos de pensiones; el 9% de instituciones financieras, y el 2% de los promotores de Ysios.

El sector biotecnológico español ha entrado en fase de madurez tras haber protagonizado operaciones relevantes y haber pasado de suponer el 2,78% del PIB español en 2008 al 10,35% de ahora. “Hay pocos sectores con este dinamismo y esta solidez”, explica Garmendia.