Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los clientes de ING podrán sacar dinero en supermercados y gasolineras

El banco presenta un acuerdo con la cadena de distribución Dia para obtener efectivo sin coste

Sede de ING en Amsterdam.
Sede de ING en Amsterdam. reuters

ING Direct ha respondido a la guerra de las comisiones de los cajeros automáticos que iniciaron las grandes entidades (CaixaBank, el Santander y el BBVA), con fuertes subidas de tarifas. El banco naranja presentará mañana un acuerdo con Dia, otras cadenas de distribución y gasolineras que permitirá a sus clientes obtener efectivo gratis cuando hagan alguna compra. El medio de pago no será solo la tarjeta sino también el teléfono móvil, que contará con una aplicación específica, según fuentes conocedoras de la operación. La entidad holandesa declinó hacer comentarios.

El sistema de pago ya funciona en otros países, como el Reino Unido, pero será una novedad en España. Se conoce como cashback, lo que podría traducirse como "devolución de dinero" o "devolución de efectivo". El sistema es sencillo: el cliente pide incrementar la factura de la compra en 50 euros, por ejemplo. La cajera del supermercado carga contra su cuenta lo adquirido y la cantidad adicional. Acto seguido, le entrega un billete de 50 euros. Así, la caja de la tienda o de la gasolinera actúa como si fuera un cajero automático. 

Para el cliente de ING Direct no tendrá coste alguno, aunque el banco sí pagará al establecimiento por el servicio, como ha informado hoy El Economista. Para la entidad, la comisión será mucho más baja que los alrededor de dos euros que ahora cobran las tres grandes entidades a los no clientes que usan sus cajeros, algo que ha producido gran rechazo en los clientes del banco por Internet, acostumbrado a la gratuidad en la obtención de efectivo.

El comercio ya paga una comisión al banco por usar los terminales TPV, así que este servicio podría minimizara este coste. Otra ventaja comercial es que para sacar dinero es necesario realizar una compra y, probablemente, se limitará la cantidad que se pueda pedir en efectivo. En el fondo se trata de un medio para pequeños pagos, que son los más frecuentes. Este sistema también tiene la ventaja de que libera al comercio de billetes en caja, lo que supone evitar un riesgo de pérdida o robo, así como un coste de transporte en camiones blindados. Por el contrario, a la tienda le exigirá tener una cantidad mínima en metálico para ofrecer este servicio.

Dia tiene unas 5.000 tiendas en España, lo que supone que ING Direct ampliará con fuerza la oferta de efectivo para sus clientes. El banco tiene unos 115 cajeros, cifra que está aumentando en los últimos meses, pero es una cantidad muy pequeña frente a los 44.000 que existen en España, que son de pago en su mayoría para los clientes de este banco. Para solventar este problema, la entidad ha llegado a acuerdos con el Popular y Banca March donde las retiradas son gratuitas para sus clientes, así como con Bankia y Bankinter con otras condiciones. Sin embargo, la situación sigue siendo confusa porque las tarifas varían en el resto de entidades y según la localidad donde estén ubicadas, como ha admitido la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia en su último informe sobre esta materia.

Más información