Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El negocio de gestión de datos sostiene el crecimiento de Amazon

La matriz de Google eleva un 20% los ingresos trimestrales

Portal del buscador Google, filial de Alphabet
Portal del buscador Google, filial de Alphabet REUTERS

Amazon y Alphabet pusieron la guinda a la temporada de resultados entre las grandes firmas tecnológicas. La compañía más potente en el negocio del comercio electrónico registró un incremento del 31% en los ingresos, hasta los 30.400 millones de dólares (27.500 millones de euros) en el segundo trimestre. La matriz de Google, por su parte, los elevó un 21%, a 21.500 millones (19.400 millones de euros). Facebook les puso el listón muy alto en la víspera.

El ritmo con el que sigue creciendo Amazon es sólido, en parte gracias a que está empezando a explotar las inversiones que hizo en logística y la gestión de datos la última décadas. Esa cifra de negocio le generó un beneficio de 860 millones en el trimestre, frente a 92 millones hace un año. Los títulos de la compañía que dirige Jeff Bezos se apreciaron un 40% durante los últimos doce meses. El servicio Prime tiene 63 millones de usuario que gastan unos 1.200 dólares anuales.

Amazon Web Services es el segmento que más crece. El servicio de computación en la red generó ingresos de 2.890 millones en el trimestre, es un 60% más que en 2015. Aunque representa menos del 10% de la facturación, es la parte más rentable, con 718 millones de beneficio operativo sobre un total de 1.290 millones. Amazon es el rival a batir en el negocio de la gestión de datos, donde tiene como rivales a Alphabet, Microsoft o IBM. Oracle acaba de anunciar la compa de NetSuite.

Sin embargo, su entrada en el mercado de la distribución de productos para el hogar y alimentos está llevando a los inversores a prestar atención a la evolución de sus costes operativos. Las cadenas comerciales tradicionales como Walmart están reaccionando al empuje de Amazon y eso podría derivar en una guerra de precios que puede afectar al margen de beneficio en el futuro.

Alphabet, por su parte, ganó 4.880 millones en el trimestre. Es un 25% más alto que en el mismo periodo de 2015. En su caso el interés está en cómo evoluciona el negocio de la publicidad, donde Google es el actor dominante. Facebook le come terreno y eso puede afectar a su crecimiento futuro del buscador. En los resultados publicados de abril ya empezó a observarse esa moderación. Pero como en el caso de Amazon, las inversiones pasadas empiezan a dar fruto.

Los títulos de la tecnológica de MountainView se apreciaron más de un 15% durante el último año y tocan los 800 dólares. Es la segunda compañía cotizada por detrás de Apple. Los analistas no son en todo caso tan optimistas como en el pasado y esperan que el crecimiento de Alphabet se vaya desacelerando conforme los anunciantes vayan destinando más dinero hacia otras plataformas. Los nuevos productos y YouTube pueden hacer de catalizadores.

Los nuevos proyectos de Alphabet, que están en una estructura separada a la de Google, empiezan a generar más ingresos. La cifa de negocio en esa parte del conglomerado tecnológico dobló hasta los 185 millones. Pero esas apuestas están teniendo un elevado coste, al elevar las péridas de 660 millones hace un año a 860 millones este. Si cuajan, serán una fuente futura de efectivo.