Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 150 barcos protestan en el Estrecho contra la moratoria del atún rojo

Las embarcaciones deportivas

Una embarcación deportiva protesta contra la moratoria del atún rojo.
Una embarcación deportiva protesta contra la moratoria del atún rojo. EL PAÍS

Unas 180 embarcaciones deportivas, según los organizadores, se han concentrado este sábado en la bahía de Algeciras, en el Estrecho de Gibraltar, para solicitar y reivindicar que se permita la pesca del atún rojo a este tipo de embarcaciones deportivas. El encuentro se ha llevado a cabo de forma pacífica y sin alterar la seguridad de la zona.

El portavoz de pescadores de Andalucía, José Manuel Antón, explica los motivos de la protesta: "reclaman la legalización de la pesca del atún rojo por parte de las embarcaciones deportivas, que desde hace unos siete años tenemos prohibida por encontrarse este animal en especie de extinción, pero que desde hace poco ha vuelto a expandirse".

También el portavoz ha indicado que "queremos dejar claro que lo que las embarcaciones deportivas hacen es pescar y devolver el animal al agua, nosotros no queremos competir con pescadores oficiales, ya que ese es su trabajo".

"Para nosotros, la pesca del atún rojo es una afición deportiva que mueve muchos intereses económicos, muchos turistas se sienten atraídos y vienen a pescar aquí", ha remarcado, al mismo tiempo que ha explicado que "las embarcaciones deportivas no tenemos ánimo de lucro, no vendemos el atún rojo, de hecho abogamos por retirar la licencia a quien lo haga, ya que estamos en contra de que se comercialice".

El portavoz de los pescadores ha indicado que "no tenemos voz en la administración y queremos que nos correspondan, ya que somos el único país en la Comunidad Europea (CE), donde no se permite la pesca del atún rojo, y sin embargo España es el que tiene más kilómetros de pesca en Europa". Y prosigue: "Incluso en Gibraltar y Portugal está permitida la captura y suelta de este animal".

Antón ha explicado que para el colectivo al que representa "sólo se contempla realizar una pesquería sin muerte y en el periodo de veda, solo permiten desembarcar a los ejemplares de atún rojo que hayan tenido una muerte accidental y que no hayan podido reanimarse". Es por lo que ha considerado que "mientras esto siga en esta situación, no podremos aspirar a tener una cuota digna". "Con un uno o dos por ciento nos daríamos por satisfechos, por poder realizar nuestra afición sin parecer delincuentes", ha concluido.