Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España, entre las más atrasadas en el programa de inversiones

Los seis grandes propuestas españolas movilizarán un capital de 6.600 millones

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker EFE

España es uno de los países más rezagados a la hora de aprobar proyectos del plan Juncker, transcurrido el primer año del plan de inversiones impulsado por la Comisión Europea para tratar de reactivar la economía del continente, sumida en una atonía desde hace años.

El Gobierno español ha aprobado proyectos por un importe total de 747 millones de euros, que supondrán una movilización de fondos, entre inversiones públicas y privadas, de unos 6.400 millones, según los datos oficiales de la Comisión Europea (CE).

El plan de inversiones europeo que se extiende entre 2015 y mediados de 2018 pretende movilizar capitales por importe de 315.000 millones de euros en todos los países europeos para financiar proyectos de inversión.

Aunque España aparece en el quinto lugar entre los países que más proyectos han presentado al plan de inversiones europeos, que se financian a través del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y el Fondo de Inversiones Estratégicas, lo cierto es que está lejos del peso que le corresponde en función del peso que tiene la economía española.

España, entre las más atrasadas en el programa de inversiones

El PIB español representa cerca del 8% del conjunto de la eurozona. Según este cálculo, España debería presentar proyectos por un importe total de cerca de 26.000 millones de euros. Es decir, casi 9.000 millones al año.

Sin embargo, hasta la fecha España solo ha presentado seis, por un importe de 505 millones, que movilizarán unos 2.000 millones. Y otros proyectos presentados por pymes y financiados a través de bancos intermediarios —en el caso de España se distribuye a través de Inveready Venture Finance y la Compañía Española de Reafinanzamiento— por unos 242 millones de euros, que movilizarán recursos por 4.400 millones y beneficiarán a 17.680 pequeñas y medianas empresas, según los datos oficiales proporcionados por la Comisión Europea.

Fuentes comunitarias explican que España va por buen camino pero admiten que puede hacerlo mucho mejor presentando proyectos con más peso. De hecho, esperan que en los dos próximos años que restan de esta primera edición del plan Juncker, España pueda presentar más proyectos y más ambiciosos. Admiten, además, que en España el programa de inversiones no ha tenido éxito en la vertiente que financia proyectos para las pymes.

Seis grandes proyectos

El plan Juncker cumple su primer año de vida el próximo julio. En este tiempo España ha presentado financiación para seis grandes proyectos entre los que se encuentran uno de biociencia impulsado por la farmacéutica catalana Grifols, que recibirá 100 millones de euros. Re Redexis tiene aprobada otra ayuda de 160 millones para extender la infraestructura gasística en España. Además, se encuentran bajo evaluación otros proyectos de infraestructuras de transporte, y otro para la construcción de dos buques de combustible más eficiente para una compañía naviera española. La Comisión Europea analiza también un proyecto de capital riesgo para financiar infraestructuras de transporte, energía y otras obras sociales en España. Y mantiene pendiente de aprobar financiación para un fondo de inversión para nuevas tecnologías en España y Portugal.