Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las dudas sobre los planes del Popular hunden la acción un 32% en dos días

Los títulos del banco, que este viernes bajaron un 8,2% más, reflejan la incertidumbre sobre la ampliación

Panel informativo de la Bolsa de España
Panel informativo de la Bolsa de España EFE

Los inversores siguen vendiendo acciones del Popular por las dudas que genera el futuro de la entidad. Los títulos del banco, que ayer anunció una macroampliación de capital de 2.500 millones cayeron este viernes un 8,2%, hasta 1,59 euros por acción. Fue el peor valor del Ibex 35. Este jueves la entidad se desplomó un 26% y redujo su precio al nivel de 1992. Los títulos del Popular han perdido un 32,51% de su valor en Bolsa desde el anuncio de la ampliación. Algunos expertos consideran que no los 2.500 millones no serán suficientes para limpiar el balance por lo que podría acabar en manos de otra entidad. El Popular asegura que su intención es mantener su indepedencia, pero necesita recuperar la credibilidad ante el mercado.

Las acciones del Popular valen un 46,7% menos que al inicio del año y arrastra una caída superior al 70% en los últimos 12 meses. El banco necesita sanear su balance, muy cargado de inversiones inmobiliarias. De hecho, es la entidad con mayor riesgo inmobiliario de toda la banca: acumular 32.024 millones entre la financiación al sector inmobiliario y los créditos adjudicados por impagos. Esta cantidad supone que el 26% de los créditos totales están relacionados con el ladrillo, el mayor porcentaje de todo el sector. En paralelo, la entidad presidida por Ángel Ron es una de las que menos cubiertos tiene los riesgos del ladrillo, con un 39,7%.   

Precisamente, esta necesidad de elevar las provisiones para tapar los agujeros del ladrillo es una de las justificaciones del banco para hacer la ampliación, después de haber hecho otra por el mismo importe en 2012. Ron comentó que el objetivo es llegar a una cobertura del 50% en próximos meses. La entidad explicó que podría necesitar 4.700 millones como máximo para atender estas provisiones. También anunció la venta de 15.000 millones en inmuebles hasta 2018 para evitar que estos activos improductivos sigan consumiendo recursos financieros y operativos al banco.

Estas operaciones las debe realizar en un entorno de tipos de interés muy bajos que complica su negocio, ya que el 90% está relacionado directamente con la evolución de los tipos. Además, ha anunciado la suspensión del dividendo.

El precio de la ampliación es de 1,25 euros y algunos analistas creen que el propio banco está diciendo cuál es su valor de mercado por lo que las acciones podrían seguir bajando. Otros esperan movimientos bruscos de bajadas y subidas, es decir, especulación alrededor de las acciones.

Además, en el informe financiero actualizado enviado a la CNMV, incluyó una "revisión limitada de los auditores" de las cuentas del primer trimestre. El banco advirtió que podría situar sus pérdidas "en el entorno de los 2.000 millones de euros" en 2016. La entidad señala como posibles causas de ese escenario la incertidumbre política y económica en España, el empeoramiento de las previsiones macro a escala mundial, la inestabilidad de los mercados financieros, el impacto de los bajos tipos de interés en la rentabilidad del sector, o la incertidumbre sobre el resultado de los litigios sobre las cláusulas suelo. Si debe devolver las cláusulas suelo desde 2009, el importe a pagar será de 684 millones, según este documento.

Golpe severo

Por su parte, los analistas de Bankinter creen que la ampliación de capital de la entidad supondrá "un severo golpe para la cotización. La cotización sufrirá bruscamente a corto plazo y probablemente también de forma más progresiva durante un periodo extendido (e indefinido) de tiempo", auguran.

El analista de XTB Rodrigo García, citado por Europa Press, cree que el "gran deterioro" de las cuentas del banco, reflejado en su tendencia bajista de los últimos meses, mostraba que es un valor "para no estar posicionado. Esta situación obliga al Popular a ofrecer un descuento fuerte para que los potenciales nuevos inversores suscriban la ampliación de capital. Por esta razón, la caída ha sido tan agresiva", destacó.

El experto advierte de que no encuentra argumentos para poder afirmar que el valor "ha tocado fondo" y ha adelantado que la reducción de los márgenes de intereses, la fuerte exposición al ladrillo y la tasa de morosidad "seguirán previsiblemente pesando en contra de la cotización" de la entidad.

En cuanto al petróleo, que ayer por primera vez desde noviembre del pasado año tocó los 50 dólares por barril, este viernes amanece con bajadas cercanas al 1% y vuelve a colocarse en el entorno de los 49 dólares.

Más información