Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Banco de España observa “cierta moderación” en el avance económico

El informe mensual del supervisor apunta a que el consumo es lo que sigue tirando del PIB de cara al segundo trimestre

Vista de la fachada del Banco de España
Vista de la fachada del Banco de España EFE

La economía española creció en el primer trimestre el 0,8%, lo mismo que los dos trimestres anteriores. Sin embargo, de cara al segundo trimestre, de abril a junio, el Banco de España no descarta que el avance económico sea algo más leve. En su informe mensual el supervisor explica que, pese a que todavía no hay cifras desagregadas del crecimiento de los tres primeros meses, todo indica que el consumo de los hogares es lo que tira de la economía española.

"Aunque la cifra de avance de la contabilidad nacional trimestral no proporciona información desagregada de los componentes de demanda, la evolución de los indicadores coyunturales apunta a que la expansión del producto habría seguido sustentándose en el gasto privado interno", señala el informe de mayo. "La escasa información disponible relativa al segundo trimestre es coherente con el mantenimiento de estas tendencias en el período más reciente, aunque posiblemente con una cierta moderación en el ritmo de expansión de la actividad", avanza.

El Banco de España insiste en que las cifras no son todavía oficiales, pero se observan tendencias. En abril, explica, el indicador PMI de bienes de consumo se incrementó hasta un nivel superior al promedio del primer trimestre. Pero los indicadores de confianza (esenciales en las decisiones de compra de las familias) son contradictorios. Los que elabora la Unión Europea sobre confianza de los consumidores crecen, pero los que surgen de las impresiones de los comerciantes caen. "En todo caso, el nivel de ambos índices se situó en abril por debajo de la media del período enero-marzo", explica. 

Recuerda que la venta de coches sube, mientras el índice de comercio al por menor y las ventas de bienes y servicios de consumo de la Agencia Tributaria, ambos con información hasta marzo, ralentizaron sus ritmos de avance. Y por el lado de la oferta, también la producción industrial de bienes de consumo moderó en marzo su ritmo de crecimiento interanual.

Por parte del crédito, el desglose por finalidades muestra que los préstamos para consumo y otros fines se aceleraron en marzo en 0,8 puntos porcentuales, hasta el 3,5%, mientras que el ritmo de caída del crédito otorgado para compra de vivienda aumentó una décima, hasta el 3,5%.

Ralentización de la actividad

Más allá del consumo privado, por lo que respecta a los principales indicadores de actividad de la economía de mercado "apuntan a un mantenimiento de su tono expansivo, aunque a un ritmo quizá algo más moderado en comparación con meses recientes", señala también el supervisor. Explica que los indicadores industriales no son concluyentes, pero en los servicios de mercado la información más reciente sí "apunta a una leve moderación del comportamiento expansivo de la actividad". Del mismo modo, los indicadores más recientes de carácter contemporáneo de la construcción "apuntan  asimismo a una cierta ralentización de la actividad en el primer cuatrimestre de 2016".

Esa pequeña ralentización en la construcción, arrastra otros elementos. "Los indicadores referidos a los consumos intermedios, esto es, la producción industrial de materiales de construcción y el consumo de cemento, experimentaron una caída intertrimestral en el período enero-marzo", dice el informe mensual. "En cuanto a los indicadores que anticipan la actividad futura, los datos de febrero arrojaron un incremento notable de la tasa de variación interanual de los visados de obra nueva residencial, hasta situarse por encima del promedio mensual observado en el conjunto del año 2015, mientras que, por el contrario, los indicadores de licitación de obra pública siguieron mostrando una notable atonía", concluye.