Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gasto en pensiones crece más del 3% en mayo

La Seguridad Social desembolsa 8.500 millones y la pensión media se sitúa en 902 euros

Pensiones 2016
Tres pensionistas sentados en un banco EFE

Muy poco a poco el gasto en pensiones se está acelerando en 2016. En mayo la Seguridad Social ha empleado casi 8.467,3 millones en pagar todas las pensiones contributivas. Este desembolso supone un incremento del 3,04% respecto al mismo mes del año anterior, según el Ministerio de Empleo. Este porcentaje todavía es bajo si se compara con los ritmos mantenidos hasta 2013. No obstante, es el más alto desde febrero de 2015 y la primera vez desde entonces que se superan los tres puntos porcentuales.

El aumento del gasto del instituto previsor mes a mes depende de varios factores. El primero de ellos es el aumento de prestaciones a pagar cada mes. En mayo se han satisfecho 9.384.016 de prestaciones, un 1,17% más que en el mismo mes del año anterior. Es esta parte la que más está tirando al alza de la nómina mensual. Esto se explica no solo por el mayor número de nuevos pensionistas, también por el aumento en la esperanza de vida que se traduce en que quienes ya están jubilados perciben la pensión durante más tiempo. 

El otro punto por el que la nómina mensual de pensiones no deja de crecer es el incremento incesante de la prestación media. Esta se ha situado en mayo en 902,3 euros, un 1,88% más que en el mismo mes del año anterior. Las circunstancias que determinan este aumento son que las nuevas pensiones que reconoce la Seguridad Social (1.044 euros en marzo, último mes con datos disponibles) son mayores que las de quienes fallecen (815,7 euros).

También desempeña un papel en este último punto la revalorización anual. Pero como en los últimos años, 2016 no ha sido una excepción, el aumento apenas ha sido del 0,25% su peso comparado con el llamado efecto sustitución (mejores pensiones nuevas que viejas) es mucho menor.

5,9 millones de pensiones de jubilación

Según los datos ofrecidos por el Ministerio de Empleo, el mayor número de pensiones del sistema son las que cobran los jubilados, es decir, quienes ya han abandonado el mercado laboral. En total, el instituto previsor paga 5,9 millones de prestaciones de retiro. Tras ellas, están las de viudedad, que llegan 1,5 millones.

Precisamente sobre estas últimas y las de orfandad (127.500), ante la precaria situación financiera de la Seguridad Social, el Gobierno propuso en verano pasado que se abriera el debate para que en un futuro estas pensiones se pagaran con impuestos y no con cotizaciones. Esto requiere que estas prestaciones, consideradas ahora contributivas y que consumen unos 23.000 millones al año, pasen a ser consideradas no contributivas. La propuesta no alcanza a las pensiones de invalidez.

 

Más información