Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Argentina podrá seguir adelante con su denuncia contra Marsans

El Ciadi permite al Estado continuar sus pleitos por Aerolíneas pero le prohíbe que los publicite

Flota de aviones de Aerolíneas Argentinas en el aeropuerto Jorge Newbery, Buenos Aires.
Flota de aviones de Aerolíneas Argentinas en el aeropuerto Jorge Newbery, Buenos Aires.

Argentina podrá seguir adelante con sus demandas penales contra el conglomerado turístico español Grupo Marsans (Teinver) pero no podrá darles publicidad para evitar dañar la imagen de los actuales dueños del grupo, según ha dictaminado el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI) es una institución del Banco Mundial con sede en Washington.

Teinver, una sociedad patrimonial a través de la cual los ex dueños de Marsans, Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual, controlaban parte de sus bienes (entre ellos Air Comet), demandó en julio de 2015 al Estado argentino ante el Ciadi al entender que las denuncias y la investigación penal que estaba llevando a cabo contra el grupo afectaba a su imagen y al arbitraje solicitado tras la expropiación de Aerolíneas Argentinas.

La Fiscalía de Argentina presentó en julio de 2015 una demanda penal contra Marsans (Teinver) por presunto fraude al Estado argentino en su denuncias en los tribunales internacionales contra el país sudamericano por la expropiación de Aerolíneas Argentinas. Marsans, declarado en quiebra en 2010, abrió un proceso ante el Ciadi tras la expropiación de Aerolíneas Argentinas en 2008, por el que pide una indemnización de 1.600 millones de dólares.

Argentina argumentó en su demanda penal que no solo rechazaba la reclamación del grupo turístico ante el Ciadi sino que Marsans es "deudor de la República Argentina" por "haber dejado en una situación ruinosa" a la compañía aérea, según manifestó al presentar la demanda la procuradora del Tesoro argentino, Angelina Abbona, quien amenazó con reclamar a Marsans 1.000 millones por su gestión en Aerolíneas.

Marsans entendió que esa demanda perjudicaba sus intereses y su imagen en el pleito que mantiene ante el Ciadi por la expropiación y pidió a este tribunal de arbitraje que obligara a Argentina a "abstenerse de atosigar a las demandantes a través de litigios domésticos injustificados y la recurrencia ilegítima a los medios de comunicación". También solicitaba que ordenara al Estado argentino que retirara su investigación penal.

Decisión salomómica

El Ciadi ha adoptado ahora una decisión salomónica. Por una parte, ordena Al Estado argentino que "se abstenga de publicitar las denuncias y la investigación penal y cualquier relación que estas puedan tener con este arbitraje, sea a través de comunicados a la prensa o de otra manera". Y, por otra, posterga su decisión respecto al resto de medidas cautelares que pide Marsans en lo que se refiere a la suspensión de los procesos penales en relación con los abogados de las demandantes y los administradores concursales designados por el juzgado.

Para complicar más aun el proceso, en realidad no son los antiguos dueños de Marsans quienes han interpuesto la demanda sino Burford Capital Limited, un fondo de inversión especializado en este tipo de procesos a quien Marsans transfirió los derechos del litigio, y las posibles indemnizaciones que se derivaran del mismo. Esa firma es la misma que inició una demanda ante la Corte del Distrito Sur de Nueva York contra YPF y la Argentina por la expropiación de la mayoría de acciones de la petrolera.

Más información