Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU batalla contra China por las tasas a la importación de aviones

EE UU abre una disputa contra el país asiático ante la OMC por la exención de IVA que se aplica a algunas aeronaves de producción doméstica

El representante de EE UU ante la OMC, Michael Froman
El representante de EE UU ante la OMC, Michael Froman, en Washington el 8 de diciembre de 2015. AFP

Las dos primeras potencias económicas del mundo se las verán de nuevo en una batalla comercial. Estados Unidos ha decidido abrir un procedimiento de disputa contra China ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por lo que la Administración de Barack Obama considera un trato discriminatorio a los aviones pequeños de importación frente a los fabricados en suelo chino. EE UU pide consultas por la exención de IVA que se aplica a algunas aeronaves de producción doméstica –una industria en rápido crecimiento– frente al gravamen del 17% que sí pagan las de fuera, lo que afecta no solo a la construcción de aviones americana, que tiene en Boeing a su gran enseña, sino también a los productores de los componentes.

"La política fiscal injusta y discriminatoria de China es perjudicial para los trabajadores americanos y para las empresas de cualquier tamaño de la crucial industria de la aviación", dijo en un comunicado el representante de EE UU ante la OMC, Michael Froman. "También nos preocupa el hecho de que China intente esconder esta política, la transparencia en las leyes y las regulaciones que impactan en el comercio es un compromiso clave de la OMC que China debe mantener, como ellos esperan que haga el resto de países", añadió.

Según EE UU, China no ha publicado este régimen de exención del 17% de IVA que aplica a los aviones de menos de 25 toneladas métricas de peso, tanto los de aviación general como regional. Esta petición de consultas es el paso previo a una demanda formal para que la OMC examinen el régimen fiscal chino, que se llevará a cabo si los países no llegan a un acuerdo.

La Administración de Obama ya ha llevado a cabo una veintena de acciones de este estilo en los últimos seis años y, según los datos que proporciona, todos se han resuelto a su favor. Al menos un par de ellas cuestionaban prácticas de China. En junio de 2014, por ejemplo, la OMC estimó que el país asiático estaba infringiendo las normas al imponer aranceles adicionales a algunos automóviles americanos por un valor de exportación de unos 1.500 millones de dólares. Y en agosto del mismo año, consideró que se estaba también perjudicando la entrada de diferentes productos químicos estadounidenses con la introducción de nuevas tasas y cuotas.

La trifulca se da, además, en un momento de batalla electoral en el que algunos candidatos republicanos cuestionan la estrategia de Obama ante la pujanza comercial de China. El Tratado Comercial del Pacífico, que ha liderado EE UU y que excluye al gigante asiático, aún debe mostrar su fuerza. El caso de las aeronaves es especialmente inquietante en EE UU, que tiene medio millón de personas empleada en ese sector y ve cómo sus rivales chinos tienen previsto un crecimiento anual de alrededor del 19% hasta 2020.