Volkswagen garantiza que el motor EA 288 no lleva el ‘software’ trampa

Un portavoz de la empresa ha confirmado que están revisando los motores EA 288

El consejero delegado de Volkswagen, Matthias Müller y el primer ministro de Baja Sajonia, junto al nuevo modelo eléctrico de la policía alemana.
El consejero delegado de Volkswagen, Matthias Müller y el primer ministro de Baja Sajonia, junto al nuevo modelo eléctrico de la policía alemana.POOL (REUTERS)

Volkswagen ha garantizado en la tarde de este jueves que los motores EA 288 no llevan el dispositivo ilegal para esquivar los controles de emisiones. La empresa ha asegurado en un comunicado citado por la agencia alemana DPA, que tras un examen en profundidad, "queda claro que no ha sido instalado".

Más información
El estudio de 60.000 euros que puede arruinar a Volkswagen
Volkswagen llamará a revisión a 8,5 millones de coches en toda Europa
Volkswagen tiene su nuevo control de emisiones bajo sospecha en EE UU
Volkswagen afronta una oleada de demandas en todo el mundo

En la mañana de este jueves, un portavoz de la compañía había reconocido que la empresa investigaba si los motores diésel EA 288 incorporaban el software trampa que hasta el momento la compañía admite que lo llevan 11 millones de vehículos con motor EA 189. La empresa negó en su último comunicado que la actual generación de motores EA 288, que sigue los estándares Euro 6, esté afectada, pero no se había pronunciado hasta ahora sobre los Euro 5.

Un portavoz de la compañía, citado por la agencia alemana DPA había señalado que la compañía investigaba versiones anteriores que seguían la normativa Euro 5, del motor EA 288, sucesor del EA 189, para saber si llevaban el dispositivo. Estos motores empezaron a instalarse en 2012 en coches como el Volkswagen Golf. "Ahora mismo lo estamos estudiando detalladamente", dijo el portavoz, que no quiso dar cifras sobre el número de posibles vehículos afectados y se limitó a señalar que en la revisión "prima la minuciosidad sobre la celeridad".

Por otra parte, según informaron hoy varios medios alemanes, en alrededor de tres millones de vehículos afectados por la manipulación no será suficiente con actualizar el programa informático, sino que será necesario modificar los motores.

El consorcio ya había explicado que en determinados motores bastaría sólo con actualizar el software, pero no en el caso de los de 1,6 litros.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS