España supera a Francia como primer destino europeo de turismo gay

La aprobación del matrimonio homosexual le hizo sumar puntos en el extranjero

Fiesta gay en el parque Isla Fantasía en Vilassar de Dalt (Barcelona) en 2014.
Fiesta gay en el parque Isla Fantasía en Vilassar de Dalt (Barcelona) en 2014.MASSIMILIANO MINOCRI

España gana la batalla de la especialización del turismo homosexual. Las visitas de gays y lesbianas aportan cerca de 6.100 millones de euros a la economía española, según un informe publicado el mes apsado por LGBT Capital, una firma de inversión que tiene sede en las Islas Vírgenes británicas y se concentra en activos de temática gay. Con este volumen de gasto, España supera a Francia como principal destino gay europeo.

Los turistas homosexuales, según estimaciones del Gobierno, gastan alrededor de 30% más de media que el resto de los visitantes que llegan a España, lo que ha llevado a las Administraciones a apoyar las campañas para favorecer este tipo de viajes.

Más información

Países como Francia o Gran Bretaña han introducido legislación sobre igualdad de derechos y promueven sus destinos turísticos entre la comunidad de gays y lesbiana. Pero España es el destino favorito del colectivo. En 2005 se convirtió en el tercer país europeo en legalizar el matrimonio homosexual —después de Bélgica y Holanda—. Esto le ayudó a sumar puntos en el extranjero a la hora de promocionarse como un destino seguro y acogedor para el colectivo de gays, lesbianas, transexuales y bisexuales (LGTB).

“Es un país muy tolerante y divertido”, explica Fabiano Ribeiro, un brasileño de 32 años que visita Barcelona con dos amigos. “Dos hombres podemos ir de la mano y no hay ningún problema”.

Eventos especializados

Barcelona se convierte en agosto de cada año en la sede del mayor festival gay de Europa, el Circuit Festival, que este año atrajo a 71.000 visitantes. Durante dos semanas, Barcelona se vuelca con el evento: fiestas en la calle y en los bares, ofertas especiales en las tiendas y hoteles llenos. Tras ocho años, el festival se expande este año a Ibiza, y llegará a Canarias en 2016.

“El flujo de visitantes llega a los bares locales, los gimnasios, y hasta los conductores de taxis quieren colaborar”, cuenta el organizador del Circuit, Tes Cuadreny, en su oficina en Barcelona. “Saben que esto beneficia a todos”.

En la Comunidad de Madrid, incluso el Gobierno regional, controlado por el partido conservador, el PP, se sube al tren. En una muestra de apoyo a los homosexuales, la presidenta Cristina Cifuentes izó la bandera del arco iris en edificios institucionales por primera vez tras su victoria electoral de mayo.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50