Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Corte Inglés eleva sus ventas, pero el beneficio cae al nivel de 1988

El grupo de grandes almacenes ingresó 14.592 millones en 2014, el 2,6% más

Ganó 118 millones, un 32% menos por los extraordinarios del 2013 y los gastos financieros

Dimas Gimeno, presidente de El Corte Inglés Ampliar foto
Dimas Gimeno, presidente de El Corte Inglés

El Corte Inglés elevó sus ventas en 2014 por primera vez desde 2010: sus ingresos aumentaron un 2,6%, hasta 14.592 millones de euros, el mayor crecimiento desde 2007. Sin embargo, los beneficios se quedaron en 118 millones, un 32% menos, el nivel más bajo en 26 años. La compañía celebró una junta histórica y tensa, en la que aprobó la venta del 10% de las acciones al jeque catarí Hamad Bin Jassim por 1.000 millones de euros. Carlota Areces propietaria del 9% de la empresa, se oponía a la operación. Este domingo fue apartada del consejo, acusada de difundir información reservada de la compañía.

El descenso de los beneficios pese a la recuperación de las ventas se debe a que en 2014 soportó mayores gastos financieros, consecuencia de haber refinanciado su deuda, según justifica El Corte Inglés. Y, sobre todo, a que este año no ha registrado ningún evento extraordinario, mientras que en el anterior vendió la mitad de su financiera, lo que impulsó sus ganancias. Los 118 millones de euros netos de ganancias del pasado ejercicio suponen volver a un nivel similar al de 1988, cuando se embolsó 20.449 millones de pesetas (123 millones de euros).

Pese a quedarse lejos de los resultados de antes de la crisis, la compañía considera que las cuentas de 2014 son positivas, porque señalan un cambio de ciclo. Las ventas crecieron de nuevo el 2,6% y el consumo de los españoles se reactivó sobre todo durante la segunda mitad del ejercicio. Y en los primeros meses de este año avanzan con fuerza.

Dimas Gimeno, presidente del grupo, se dirigió por primera vez como responsable de la empresa a los accionistas en la junta celebrada en la Fundación Ramón Areces, en Madrid. Posó a sus puertas antes de la reunión, como hacía hasta 2014 su tío, Isidoro Álvarez, que falleció en septiembre pasado. “Asumir el legado de Isidoro Álvarez, gestionarlo con eficiencia y acrecentarlo es la tarea fundamental de la nueva dirección”, dijo.

Venta del 10%

Los resultados se vieron relativamente apagados por las decisiones que aprobó la junta. La reunión anual fue histórica, para empezar, porque incluía la aprobación la venta del 10% de sus acciones a alguien ajeno a la familia de los fundadores: un jeque de Qatar, Hamad Bin Jassim, que ha pagado 1.000 millones. Pero, además, han aprobado excluir del consejo a Corporación Ceslar, controlada por Carlota Areces, dueña de un 9% de las acciones, que se oponía a esa venta y aireó detalles de la operación semanas atrás.

Cifras consolidadas de El Corte Inglés en 2014

"Como punto fuera del orden del día y propuesto por todo el Consejo (con excepción de Corporación Ceslar, S.L.) y por diversos accionistas, se ha aprobado el cese de Corporación Ceslar S.L., como consejero de la Sociedad. Dicho acuerdo ha sido adoptado con el voto favorable de todo el capital presente y representado en la Junta, con la sola excepción de Corporación Ceslar S.L., Carlota Areces Galán y Javier Areces Galán", explica la empresa en un comunicado.

El grupo de grandes almacenes mejora sus ventas por primera vez desde 2010 y al mayor ritmo desde 2007

Una portavoz de Carlota Areces ha señalado que esta accionista impugnará la junta completa, así como su salida del consejo. Piensa emprender medidas para que todo quede anulado "tan pronto como sea posible", ha señalado. El Corte Inglés, por su parte, ha justificado que "la indicada propuesta de cese vino motivada por los reiterados incumplimientos por Corporación Ceslar S.L., de sus deberes legales como administrador". Le acusan de airear detalles de la compañía a los que tuvo acceso como consejera y que debían permanecer en secreto.

Más ventas, menos beneficio

En cuanto a las cuentas de 2014, de los 118 millones de beneficio del ejercicio, 103 se deben a pagos por el impuesto de sociedades a su favor y, de ellos, la mayor parte llegan por un apunte contable de 58,7 millones gracias a la rebaja del tipo del impuesto de sociedades. El resto se debe a que, a efectos de Hacienda, El Corte Ingles declara estar en pérdidas, aunque menores que las del año anterior.

El Corte Inglés eleva sus ventas, pero el beneficio cae al nivel de 1988
El Corte Inglés eleva sus ventas, pero el beneficio cae al nivel de 1988

En cuanto a la deuda financiera neta, se elevaba al terminar el ejercicio de 2014 a 4.954 millones de euros, el 4,6% más. Los compromisos con entidades financieras ascendían a 3.051 millones, 350 millones menos que en 2013. Y la compañía redujo ayer esa partida en otros 1.000 millones: aprobó destinar a amortizar deuda todo el capital logrado por la venta del 10% de las acciones al inversor catarí.

La firma dice que gana el 32% menos por los costes financieros y porque se compara con 2013,  cuando vendió parte de su financiera

La reestructuración de la deuda cerrada el pasado año, además de gastos extra, le han llevado a ofrecer nuevas garantías a la banca. “Se ha acordado hipotecar determinados activos de algunos centros comerciales cuyo valor neto contable al cierre del presente ejercicio asciende a 3.165,4 millones de euros”, explica la compañía en la memoria anual de sus cuentas.

La compañía subrayó la mejora de otros indicadores, como el beneficio de explotación —el ebit, el resultado antes de intereses e impuestos—, que se situó en 295,71 millones, el 58,8% más. Esa buena evolución, sin embargo, todavía no le permite compensar la fuerte bajada que vivió el anterior ejercicio, y su beneficio de explotación se sitúa aún por debajo de 2012, cuando era de 336,4 millones. Los beneficios antes de impuestos de 2014 llegaron a 14,8 millones.

Cadenas en pérdidas

Por empresas, el grupo gana dinero gracias a las divisiones de seguros, informática y viajes, así como a la cadena de ropa Sfera y a su red de ópticas. Hipercor, Supercor y la cadena de bricolaje Bricor terminan en rojo. Y los almacenes El Corte Inglés se apuntan una fuerte bajada del beneficio, aunque sus ventas remontaron en 2014 el 3,6%. La empresa subraya la mejora de otros indicadores, como el beneficio de explotación (ebit), el resultado antes de intereses e impuestos, que fue de 295,71 millones, lo que supone una mejora del 58,8% con respecto al año anterior. El beneficio antes de impuestos fue de 14,8 millones, un 0,6% menos que en 2013.

La empresa termina el ejercicio con una plantilla de 91.437 personas en total. Entre esos puestos de trabajo, sin embargo, hay algunos a media jornada o de refuerzo en momentos puntuales como rebajas o Navidad. Si se tienen en cuenta solo los empleos medios durante el año a jornada completa, ascienden a 83.875 puestos de trabajo.

¿Son más o menos que el año anterior? El grupo anunció en 2013 que su plantilla era superior, de 93.222 empleados directos. Sin embargo, asegura que las cifras no son comparables con las de 2014, porque las empresas donde no son dueñas del 100% de las acciones (por ejemplo, la financiera de El Corte Inglés, que ahora comparten con el Santander) no están incluidas en la cifra. Fuentes de la empresa aseguran que no han reducido la plantilla este año. Los gastos de personal son de 2.556 millones de euros, un 0,4% menos.

Objetivo, Latinoamérica

"Hemos superado la caída de ventas que se había hecho sistemática desde 2008. Por primera vez desde esa fecha las ventas se han incrementado un 2,6%, lo cual significa un notable cambio de tendencia. Ha sido un aumento superior a la media del comercio minorista español. La propensión alcista ha sido visible y esperamos que la mejora del clima económico general ayude a mantener esa tendencia positiva", ha explicado Gimeno en la junta de accionistas, la primera que preside.

Entre los planes para este ejercicio anunciado por el presidente destacan dos: un "proceso de transformación digital de la compañía" y "un ambicioso plan de ahorro que permite acelerar el objetivo de aumento de la rentabilidad hasta que se consigan los niveles anteriores a la crisis", ha avanzado. Sobre este último punto, ha especificado que seguirán "el cambio iniciado en la gestión de compras" para poder ampliar sus márgenes, "con especial atención a los países productores que ofrecen mejores posibilidades, ya sea por su cercanía o por su relación calidad-precio". Además, recuerda que la empresa tiene una nueva política salarial, con retribuciones variables según la productividad de los empleados. Gimeno se ha referido también a "la simplificación del abanico salarial".

Aunque no hizo referencia a ello, la empresa también trabaja en su internacionalización a medio plazo. Este año analizará posibles mercados extranjeros, en especial dentro de América Latina.

Lo más rentable: viajes, seguros e informática

Aunque los beneficios globales se reducen y las ventas suben en conjunto, las empresas del grupo han tenido evoluciones muy diversas. El corazón de su negocio son los almacenes El Corte Inglés y han vendido más. En total, 8.768 millones de euros, un 3,6% por encima del ejercicio precedente. Sin embargo, es también donde más se desploma el beneficio (un 32%, hasta los 186,3 millones). La compañía explica que es porque los grandes almacenes funcionan como matriz del grupo y son los que absorben los costes de reordenación financiera y los que se apuntaron en 2013 ganancias extraordinarias por la venta de la mitad de la financiera.

Hipercor no termina de enderezar su marcha. Los hipermercados han sufrido una remodelación durante el ejercicio (algunos han visto reducido el espacio de venta de su zona textil y de bazar). Sus ventas bajaron un 8,5%, hasta los 1.570 millones. Y su beneficio se recortó el 27,5%, hasta los 5,28 millones.

En el otro lado se sitúan las divisiones de Viajes, Seguros e Informática. Todas son rentables y todas han mejorado con respecto al año pasado tanto sus ventas como sus beneficios. Viajes El Corte Inglés ganó 37,4 millones (7,7% más), con una facturación de 2.350 millones (4,5% más). Es, por tamaño, el segundo mayor negocio del grupo que preside Dimas Gimeno, solo por detrás de los grandes almacenes. La división de Informática, que ofrece servicios a empresas y a la administración pública, elevó su cifra de negocio un 11,6% (hasta los 737,1 millones) y un 18,1% los beneficios (24,2 millones). Con los seguros crecen un 3,2% en ingresos y ganan un 10,3% más.

En cuanto al resto de negocio, las tiendas de ropa Sfera y su cadena Óptica 2000 son rentables. Los supermercados de Supercor empeoran sus ventas el 4% y, aunque menos, todavía pierden dinero, con 7,3 millones en rojo. Bricor, destinada al bricolaje, también es aún un lastre para la partida de beneficios (se apunta pérdidas de 10 millones), pero sus ventas subieron el 14% a lo largo del pasado ejercicio, hasta los 90,7 millones.

Más información