Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANÁLISIS

5,2 millones de parados

Ahora hay 300.000 españoles menos trabajando que cuando llegó Rajoy a La Moncloa, según la EPA, y 700.000 parados más que no cobran prestación

Con más de cinco millones de parados, que se cree empleo es siempre una buena noticia. Pero que nuestro presidente utilice la economía como pilar de su campaña electoral es un reflejo de lo que ha sido esta legislatura. Rajoy prometió crear empleo y hay 300.000 españoles menos trabajando que cuando llegó a La Moncloa, según la EPA, y 700.000 parados más que no cobran prestación.

Los 300.000 empleos destruidos se concentran en menores de 30 años donde en el último año sigue cayendo el empleo. Y la mayoría de los 700.000 parados que han perdido la prestación son mayores de 45 años, muchos confiaron en Rajoy pero les defraudó. No es de extrañar que al PP le voten principalmente jubilados, inconscientes del agujero que ha provocado en la Seguridad Social en la pasada legislatura.

Lo más positivo es la recuperación de empleo en la industria, aunque las exportaciones de bienes han vuelto a caer en el segundo trimestre y el PMI industrial anticipa una desaceleración del sector. El turismo sigue siendo el gran sector generador de empleo. Andalucía ha creado uno de cada cuatro empleos el pasado trimestre y es la comunidad con mayor crecimiento del empleo en el último año, seguida de Baleares y Canarias.

Lo más negativo la población activa que ha dejado de caer, pero sigue descendiendo en menores de 30 años, donde se sigue destruyendo empleo y los salarios son menores que los que tuvo mi generación cuando nos incorporamos hace veinte años. Y la destrucción de empleo en la cornisa Cantábrica. Si eliminamos el automóvil nuestra producción industrial sigue cayendo en muchos sectores.

Necesitamos apostar por la economía del conocimiento, del capital humano, la tecnología y la innovación. Y necesitamos reformar nuestro sistema financiero para canalizar ahorro a estos sectores innovadores. Pero lo que ha hecho Rajoy es recortar en educación, recortar en becas y recortar en I+D+i. Y lo más aterrador es que su frase preferida es “tenemos que seguir igual”. O cambiamos rápido de modelo económico o el estado de bienestar está en grave peligro. El crecimiento de la deuda pública hoy son recortes de pensiones de mañana.