Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las empresas turísticas cargan contra la política de alquiler de la Generalitat

Exceltur ve "contradictorio" que Cataluña vaya a permitir arrendar habitaciones a turistas en las viviendas mientras el ayuntamiento de Barcelona paraliza los permisos a los hoteles

El vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda
El vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda EFE

"Es como echar gasolina al fuego". Así ha definido José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur los planes de la Generalitat catalana de permitir alquilar a los turistas habitaciones en las viviendas. El portavoz del lobby de las grandes empresas turísticas españolas ha señalado esta mañana que la decisión del Gobierno catalán es "desconcertante", además de contradictoria con las políticas que el ayuntamiento de Barcelona está llevando a cabo simultáneamente, que ha paralizado las licencias a nuevos alojamientos, con el fin de reorganizar la oferta.

La asociación Exceltur agrupa a grandes compañías del sector turístico, como Iberia, Meliá, NH o Globalia. Su vicepresidente esta mañana se ha mostrado muy preocupado con las últimas decisiones normativas de Cataluña, porque considera que esta comunidad es un modelo, y puede llevar a otras a seguir sus pasos. Cataluña, ha insistido, es "una referencia", por lo que sus políticas "contrapuestas y contradictorias" pueden a su juicio perjudicar a todo el sector.

Esta asociación empresarial ha convertido la lucha contra el alquiler a través de plataformas de Internet como Airbnb en su obsesión. La patronal asegura que la llegada de turistas extranjeros que usa este tipo de viviendas de alquiler ha crecido en España hasta mayo un 20,5% interanual, frente al 3,3% de la oferta reglada, como hoteles y hostales.

Ha criticado especialmente lo que considera dos decisiones en Cataluña muy cercanas y "contradictorias del todo". Por una parte, ha hablado de la moratoria que ha aprobado el ayuntamiento de Barcelona para las licencias de hoteles y alojamientos con el fin de "limitar el exceso de capacidad". Zoreda ha señalado que entiende que la analizar a fondo la oferta para organizarla puede "tener fundamento" e incluso un "objetivo legítimo". Pero ha rechazado que paralizar licencias sea el modo más adecuado para abordar el problema de la masificación del turismo, ya que puede generar "inseguridad jurídica".

Pese a las críticas al consistorio barcelonés, con quien de verdad ha cargado las tintas el lobby turístico español es contra la Generalitat. Acusa al Gobierno catalán de estar "echando gasolina al fuego" al permitir que se alquile en las casas "la habitación del fondo, la de los niños". Critica que se esté creando una "barra libre sin fin" de alojamientos sin control y alimentando la economía sumergida, que atraerá a turistas que generarán muy poco gasto.

"Lo que hace falta es potenciar en el sector turístico la equidad fiscal, el control y la garantía para los turistas", ha pedido Zoreda. Exceltur estima en un estudio propio que, de no regularse esta actividad con "mayor rigor y equidad" competitiva, el sector turístico puede dejar de generar para la economía española en la próxima legislatura 2015-2018 unos 2.250 millones de euros adicionales, 39.800 empleos y 742 millones de euros en ingresos fiscales.

Más información