Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solo la mitad de los pisos turísticos cuenta con licencia para operar

Los viajeros que se alojan en apartamentos se dejan casi 2.700 millones en España

Un grupo de turistas esperan delante de un piso de alquiler en Barcelona
Un grupo de turistas esperan delante de un piso de alquiler en Barcelona

Solo la mitad de los apartamentos turísticos que operan en España cuenta con licencia de actividad, según un estudio de la escuela de negocios Esade. La proporción es mayor en los destinos con una regulación para estos alojamientos, como Barcelona,donde el 75% de las viviendas de uso turístico están dentro de la legalidad. La inferior es muy inferior en Madrid (39%), Mallorca (34%) o Granada (31%). Según el informe, el 14% de los turistas que llegan a España cada año se alojan en viviendas vacacionales y se dejan 2.685 millones de euros. De la cantidad que gastan los viajeros, 921,9 millones de euros van a alojamiento (249 euros por persona), mientras que 1.763 millones se destinan a tiendas, restaurantes y ocio. El estudio, presentado esta mañana, también indica que el 32% de los usuarios de este alojamiento no visitaría España en caso de que no pudiera pasar su estancia en un apartamento.

La profesora de Esade y coautora del estudio, Mar Vila, ha explicado que el trabajo se ha elaborado a partir de entrevistas a usuarios y propietarios en San Sebastián, Barcelona, Mallorca, Madrid, Granada y Calpe. Del estudio se desprende que el 50% de los alojamientos consultados están regularizados y están dados de alta en los registros correspondientes. La proporción, ha explicado Vila, es mayor en los destinos con una normativa sobre viviendas turísticas, como Barcelona. La excepción es Mallorca, donde la legislación es "restrictiva" y solo el 34% de los apartamentos están regulados. "Eso no significa que no paguen impuestos", ha matizado Vila.

El informe, patrocinado por la Federación Española de Asociaciones de Viviendas y Apartamentos Turísticos (Fevitur), también explica que el 92% de los propietarios decide arrendar su vivienda a turistas para "ayudar a la economía familiar". El 65%, además, lo necesitaba como respaldo económico, y el 58% afirma que le sirve para cubrir gastos. "El turismo vacacional contribuye a la economía de la zona, no solo porque los viajeros consuman en comercios de proximidad o grandes cadenas, sino porque los dueños de las viviendas contratan personal de mantenimiento, de limpieza, reforma del hogar o compra muebles", ha afirmado Vila.

La profesora también ha destacado que los datos desmienten que los usuarios de estos alojamientos se correspondan con el "turismo de borrachera". Los clientes son sobre todo extranjeros, de una media de 47 años y que mayoritariamente (el 83%) acude a España a pasar unos días con la familia. La estancia media de los viajeros es de 7,4 días, aunque en los destinos de costa ese tiempo es más prolongado y en los de ciudad es menor.

Hace apenas una semana la patronal hotelera Exceltur cargó contra las plataformas que gestionan viviendas de uso turístico, en especial Airbnb y Homeaway, y reclamó que se promulgue una legislación más restrictiva para ese sector. La entidad encargó un informe en el que acusaba a los alojamientos de fraude fiscal, competencia desleal, deterioro de las ciudades y empobrecimiento de la economía, entre otras cosas.

Más información