Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un empresario admite pagos al PT por trabajos con Petrobras

Ricardo Pessoa, socio de la empresa contratista UTC Ingeniería, ha presentado un documento en el que constan dos pagos en efectivo

Plataforma de Petrobras en Río de Janeiro.
Plataforma de Petrobras en Río de Janeiro. Agência Petrobras

Las declaraciones de un delator han encendido otra mecha más en la pólvora del gigantesco caso de corrupción de Petrobras, que operó durante casi una década y que le ha costado a la petrolera brasileña unos dos millones de dólares (1,8 millones de euros). Ricardo Pessoa, socio mayoritario de la empresa contratista UTC Ingeniería, ha presentado ante los investigadores de la operación Lava Jato un documento en el que constan dos pagos en efectivo a la formación en el Gobierno, el Partido de los Trabajadores (PT), entre 2010 y 2014, según el periódico O Estado de S. Paulo.

Los supuestos intermediarios fueron José de Filippi, secretario municipal de Salud de São Paulo y tesorero en la campaña de la presidenta Dilma Rousseff en 2010, y Joao Vaccari Neto, tesorero del PT de 2010 a 2015. Este último dejó el cargo en abril acusado de mediar en sobornos de constructoras para su partido.

Pessoa es considerado el jefe de un supuesto club de compañías que conseguía licitaciones de Petrobras de manera fraudulenta. Salió de la compañía para poder beneficiarse del arresto domiciliario y negó todos los cargos en su contra hasta que consiguió un acuerdo aprobado por el Supremo Tribunal Federal el pasado jueves. Cambió de actitud, también, después de que la UTC se viese afectada negativamente por la detención de su presidente ejecutivo y por la prohibición de firmar nuevos contratos con Petrobras. Tampoco sintió, según los investigadores, el apoyo de políticos a los que supuestamente benefició con la trama ilegal.

Donaciones a partidos

UTC es la séptima mayor empresa contratista de Brasil. Tiene unos beneficios netos de 2.900 millones de reales (800 millones de euros) y es una de las grandes donantes de partidos en campañas electorales. Solo el año pasado donó más de 5 millones de euros para el PT y más de 2 para su rival, el PSDB.

Otro supuesto beneficiario de la red corrupta es el ministro de la Casa Civil, Aloizio Mercadante, también del PT. Según Folha de S. Paulo, los más de 700.000 euros que habría recibido en 2010 durante su campaña para gobernar del Estado de São Paulo provienen de la trama. A diferencia de las donaciones hechas a los tesoreros del PT, esta contribución a Mercadante fue registrada en el Tribunal Superior Electoral, lo que podría legitimarla, aunque la investigación ya ha constatado que algunas donaciones oficiales eran sobornos.