Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El turismo se enfrenta con optimismo a los retos tecnológicos

La cumbre mundial reúne en Madrid a agencias de viajes, aerolíneas, operadores y nuevas plataformas. El sector espera crecer un 3,7% más en 2015

World Travel & Tourism Council (WTTC)
El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, durante su intervención en la inauguración de la XV cumbre anual de la World Travel & Tourism Council (WTTC) EFE

A ritmo de tablao flamenco, Madrid se ha convertido este miércoles en la capital del turismo mundial. Más de 1.000 agencias de viajes, aerolínea, touroperador y también las más modernas plataformas digitales como Booking, Expedia y Airbnb se han reunido para celebrar la 15ª edición de la Cumbre Mundial del Turismo del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC en sus siglas en inglés), conocido como el Davos de la industria, en su primer aterrizaje en España –tercer país más visitado del mundo y segundo en ingresos- tras siete años de ausencia europea.

El presidente de la organización, David Scowsill, ha descrito el momento actual de la industria turística con dos palabras que definirán el futuro cada vez más tecnológico del sector: “disrupción” y “evolución”. Durante las discusiones, sin embargo, los retos han dejado paso al optimismo general ante la esperada mejora económica. El turismo generó cerca del 10% del PIB mundial de 2014, unos 7,6 mil millones de dólares, ha recordado el presidente del WTTC, que anticipa, además, que en 2015 el crecimiento rebasará en un 3,7% más su contribución.

“Generamos 277 millones de puestos de trabajo, o lo que es lo mismo uno de cada 11 puestos de trabajo en el planeta”, ha subrayado. Se prevé que el empleo crezca, asimismo, un 2,6%, con un crecimiento “más rápido” que el de la economía. Por eso, tras viajar a Las Vegas Tokio y Abu Dhabi, celebrar el congreso en una Europa “todavía intentando salir de la más profunda recesión mundial desde la última Guerra Mundial” era también algo simbólico.

“El potencial del sector para crear empleo, aportar seguridad financiera y riqueza sólo puede verse realizada con suficiente inversión para respaldar la demanda”, señala Scowsill en un informe del WTTC que alerta que pese a los más de 2,1 mil millones de euros de inversión en la próxima década, el crecimiento se ve amenazada por la mala calidad de algunas infraestructuras.

No han faltado, aun así, las voces contra las políticas europeas. El polémico presidente de Ryanair, Michael O’Leary, por ejemplo, se ha subido al atril para lanzar su habitual perorata contra las tasas medioambientales y la regulación comunitaria: “La Comisión Europea nunca ha entendido el valor del turismo y se ha demostrado incompetente al no aplicar una legislación única en política aérea”. El enfant terrible de las aerolíneas baratas ha criticado, entre otros aspectos, las huelgas que organizan “cada año” los controladores aéreos franceses. “Igual que la policía no puede ir a huelga, debería estar prohibido”.

El público respondía diferente. Antes del panel sobre el devenir de Europa en el que participaba, más del 75% de los presentes votaba que veía el futuro con optimismo. Una perspectiva marcado en este congreso por los nuevos modelos de negocios. La movilidad, el big-data o el consumo colaborativo son conceptos que han entrado de lleno en las reuniones y las charlas entre empresas celebradas entre mesas de jamón Serrano y chupitos de gazpacho. Mientras las agencias tradicionales piden una nueva legislación para las empresas que proveen alojamientos no regulados gracias al potencial de Internet y las aplicaciones móviles, estas empresas rivales son ya parte central del ambiente de la convención.

“Lo tradicional está siendo cuestionado”, avisaba Scowsill, que ha comparado estos cambios con la llegada de los motores a reacción comercial o las aerolíneas de bajo coste. “Tenemos enfrente a un nuevo turista menos leal y con más opciones”, ha explicado Scowsill que ha introducido la convención con un grito de unión, trasladado a gobiernos “incapaces de ver el impacto global” del turismo: “Somos más poderosos si actuamos con una sola voz”.

Durao Barroso: “Europa está en situación postraumática”

Scowsill se ha unido a voces como las del expresidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y al ministro de Industria, Jose Manuel Soria, presentes en el evento en su visión optimista. Barroso ha pronosticado en su presentación incluso que el PIB español crecerá por encima del 2,5% pronosticado por el FMI. “Tienden a pecar por exceso que por defecto”.

Barroso ha reconocido, aun así, que, siendo el paro “la mayor dificultad”, esta recuperación tardará en llegar a la gente. La insatisfacción “es normal”, ha explicado, antes de puntualizar que espera que “los nuevos modelos políticos no se encaminen hacia el nacionalismo, el extremismo y el odio hacia otros. Tenemos la responsabilidad de resistir y hay muchos en Europa que no están para aventuras”.

“Los países europeos están en una situación postraumática, de la que se están recuperando”. En el mismo sentido, el político portugués ha instado a Grecia y a Europa a entenderse para que el país heleno no abandone el euro: “Los griegos no tienen que abusar de su posición, pero el resto de países tiene que mostrar también flexibilidad”, siempre “sin tratarles diferente”. “El pueblo griego lo ha pasado mal, pero porque cambie un Gobierno, los acuerdos no pueden romperse", ha recalcado. “El turismo es clave para la recuperación”, recordaba la WTTC.

Durao Barroso ha vuelto a reiterar, además, su confianza en que el ministro de Economía español Luis de Guindos sea el próximo presidente del Eurogrupo, algo que dice se entendió como un “acuerdo explícito” cuando abandonó la Comisión. 

Más información