El comercio mundial avanza al ritmo más lento desde la posguerra

La OMC estima que el intercambio de mercancías creció un 2,8% en 2014

Puerto de contenedores en Shangai (China)
Puerto de contenedores en Shangai (China)Tomohiro Ohsumi (Bloomberg)

El comercio mundial de mercancías sigue sin levantar cabeza. La Organización Mundial del Comercio informó ayer de que en 2014, según sus primeras estimaciones, el volumen real de intercambios apenas creció un 2,8% respecto al año anterior, muy por debajo de lo que la propia OMC había pronosticado (un alza del 4,7%).

Cierra así un trienio en la vía lenta: entre 2012 y 2014, el crecimiento medio del comercio se quedó en el 2,4% anual, el ritmo más bajo registrado en todos los años que hubo expansión comercial —de hecho, solo retrocedió en 1975 y 2009, años marcados por la crisis económica— desde el inicio de la serie estadística de la OMC, en 1948, a la salida de la Segunda Guerra Mundial.

“En los últimos años, el crecimiento del comercio ha sido decepcionante, debido en gran medida a la prolongada atonía del crecimiento del PIB mundial tras la crisis financiera”, constató el director general de la OMC, Roberto Azevêdo. Pero además, el comercio de mercancías no ha sido capaz de superar el ritmo de crecimiento del PIB mundial, algo que antes de la crisis, con avances superiores al 6% era lo habitual.

La OMC, que no cree que el comercio de mercancías avance al 4% hasta 2016, relaciona esa circunstancia con el peso de la UE, con un crecimiento anémico, en el comercio de mercancías (un tercio del total), que alcanzó un valor de 18,95 billones de dólares. España mantuvo el año pasado su cuota (1,7%) en las exportaciones mundiales de bienes, al registrar un crecimiento nominal tan discreto como el mundial, inferior al 2% anual.

El valor de las exportaciones de mercancías de España en 2014 alcanza los 323.000 millones de dólares, lo que también la mantiene en el puesto 18, detrás de Arabia Saudí y por delante de India. Los tres países más exportadores (China, Estados Unidos y Alemania) refuerzan su dominio y ya absorben un 31% de las ventas mundiales. En las importaciones de bienes, la recuperación de la demanda española se hace notar, con un avance anual del 5% hasta los 356.000 millones, con lo que supera a Rusia y escala al puesto 16.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS