Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda pone su lupa en el turismo

La Agencia Tributaria intensificará el control sobre el sector vacacional

Técnicos de la Agencia Tributaria en una operación antifraude en Mercabarna (Barcelona).
Técnicos de la Agencia Tributaria en una operación antifraude en Mercabarna (Barcelona). EL PAÍS

El Ministerio de Hacienda  publica este miércoles en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el Plan de Control Fiscal y Aduanero de la Agencia Tributaria para 2015 —la guía de actuaciones prioritarias para el fisco—. Entre sus principales directrices, Hacienda estrechará el cerco sobre el fraude fiscal en el sector turístico. Además, intensificará el uso de programas de rastreo informático para recabar información en Internet que añadirá a su base de datos, mantendrá el control sobre profesionales, autónomos y sociedades interpuestas y vigilará las declaraciones de los artistas y deportistas.

“En el ámbito de las empresas enfocadas al ocio y en general del sector turístico se llevarán a cabo, por una parte, actuaciones en el control de la facturación de dinero en efectivo que se pueda realizar a través de terminales de puntos de venta y, por otra parte, actuaciones enfocadas al descubrimiento de actividades y rentas ocultas en negocios particulares de alojamiento a turistas”, según precisó la pasada semana el director general de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez, en el Parlamento. Hacienda prestará especial atención a los “negocios particulares de alojamiento a turistas a través de la Red”.

En su intervención destacó cuatro grandes líneas que tendrá el plan de actuación, entre las que destaca el control al turismo, un sector donde se producen operaciones de fraude.

Otra de las iniciativas destacadas por Menéndez consiste en potenciar de actuaciones conjuntas de control entre los órganos de gestión tributaria y de inspección financiera y fiscal. “Serán prioritarias las actuaciones de comprobación llevadas a cabo con el apoyo de personal especializado en técnicas de auditoría informática”, precisó el director general de la Agencia, quien es un firme defensor de programas informáticos e Internet para mejorar el control tributario. “Es importantísimo ser intensivos en la utilización de nuevas tecnologías para ser capaces de entrar en el engranaje y en la información que tienen los ordenadores y que no se aporta a la Agencia Tributaria”, insistió Menéndez.

El plan de control priorizará el uso de programas informáticos especiales que rastrean la Red en busca de información fiscal o que pueda ser relevante para una investigación tributaria. Este software también recabará datos de las redes sociales y en las páginas web de los contribuyentes.

Prestará especial atención “a negocios particulares” para alojar a viajeros

Dentro de esta línea de trabajo, el fisco acentuará el control sobre los programas de doble uso. El software que utilizan algunas empresas les permite desplazar ciertas operaciones a la contabilidad b. Así, Hacienda revisará los programas informáticos de las cajas registradoras de pequeños comercios para comprobar que no oculten ventas no declaradas, que perjudican sobre todo a la recaudación por el IVA.

Otra de las prioridades de la Agencia Tributaria pasará por el control a profesionales y los autónomos, un sector donde ha constatado un alto nivel de fraude, sobre todo en aquellos sectores donde tradicionalmente se realiza el cobro en efectivo. En este punto, analizará “el uso abusivo de estructuras societarias interpuestas, la aplicación de gastos no vinculados a la actividad económica que se desarrolla y la detección de ingresos por la presencia de signos externos de riquezas incompatibles con las rentas que han sido declaradas”. Hacienda abrió el año pasado 2.675 inspecciones sobre profesionales, un 35% más que en el ejercicio anterior. También mantendrá el foco sobre los artistas y los deportistas, con especial atención a los no residentes que puedan usar los recovecos que deja la fiscalidad internacional para eludir el pago de impuestos.

Mantendrá el foco en los profesionales y en las sociedades interpuestas

Respecto a las grandes empresas, se mantiene el control sobre la fiscalidad internacional y el uso de paraísos. En el control de grandes empresas, se profundizará en el análisis de los ajustes al resultado contable, la compensación de bases imponibles negativas y la aplicación de deducciones en cuota. La Agencia da importancia a las actuaciones sobre las multinacionales. De hecho, la central de grandes contribuyentes, que controla la fiscalidad de aquellas empresas que facturen más de seis millones de euros, liquidó el año pasado 1.750 millones de euros, el 35% de todo el dinero liquidado por el área de inspección.

Por último, Hacienda continuará con el análisis de los datos procedentes de la declaración de bienes en el extranjero (modelo 720). En los dos últimos años se han aflorado alrededor de 100.000 millones en bienes en el exterior. El fisco revisa ahora estas declaraciones para destapar posible fraude oculto.

Más información