Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El beneficio de Ferrovial cae el 45% por los menores extraordinarios

La cifra de negocio aumenta un 8% hasta 8.802 millones, con casi el 70% en el exterior

Autopista 407 ETR en Toronto, Canadá.
Autopista 407 ETR en Toronto, Canadá.

Ferrovial obtuvo un beneficio neto de 402 millones de euros en el ejercicio 2014, lo que supone una disminución del 45% respecto a un año antes, cuando incorporó las plusvalías registradas por las ventas del Aeropuerto de Stansted, de un 8,65% en HAH (Heathrow), de Danwood y del 40% de una sociedad de Amey. El resultado neto, excluidos los impactos no recurrentes en ambos ejercicios, crecería un 8,7% respecto al año anterior, según la empresa.

La compañía que preside Rafael del Pino elevó un 7,8% su cifra de negocio, hasta sumar 8.802 millones de euros, impulsada por el negocio de servicios y la actividad internacional. El 69,2% de la cifra de negocio se logra en el exterior, según los datos de la compañía. Servicios se consolida como la mayor división del grupo en ventas, resultado bruto de explotación y flujo de caja operativo, especialmente tras consolidar la filial Enterprise durante todo el ejercicio (por solo nueve meses en 2013).

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) del grupo de construcción, servicios y concesiones creció un 5% durante el pasado año, hasta situarse en 983 millones de euros.

341 millones en dividendos de Heathrow

Ferrovial destaca la evolución de sus principales activos, la autopista canadiense 407 ETR y el Aeropuerto de Heathrow, con crecimientos de la facturación en moneda local.

La evolución de los resultados permitió que Heathrow Airport Holdings (HAH) repartiera un dividendo de 1.075 millones de libras, incluyendo 670 millones de libras de un extraordinario por la venta de los aeropuertos no regulados y otros 135 millones de pagos no recurrentes. Ferrovial obtuvo 341 millones de euros en dividendos de este activo. El dividendo recurrente de 2015 de HAH será de 300 millones de libras, frente a los 270 millones del año pasado.

La autopista 407 ETR, por su parte, incrementó la retribución al accionista el pasado año hasta los 730 millones de dólares canadienses, de los que correspondieron a la compañía 224 millones de euros. Ferrovial obtuvo 595 millones de euros de dividendos de sus inversiones, que junto al flujo de operaciones de Servicios (302 millones de euros) y Construcción (236 millones de euros) ex proyectos de infraestructuras, permitió superar los 1.000 millones por segundo año consecutivo por este concepto.

Récord de pedidos

La cartera total de pedidos alcanzó máximos históricos, con 30.460 millones de euros, de los que 22.369 millones corresponden a Servicios y 8.091 a Construcción, con un 71% internacional. Destacaron la adjudicación durante 28 años de una planta de tratamiento en North Yorkshire, la ampliación del Metro de Londres, la gestión integrada de servicios no asistenciales del Complejo Hospitalario Universitario de Ourense, varios contratos de servicios urbanos con el ayuntamiento de Madrid, la Pacific Highway en Australia y varias adjudicaciones de carreteras en Polonia, entre otros proyectos.

La compañía también presume de una sólida situación financiera, con una posición de caja de 1.632 millones de euros (frente a los 1.663 del año anterior) y una generación de caja operativa de más de 1.000 millones de euros, excluyendo las sociedades concesionarias. La deuda neta consolidada se situó en 6.230 millones de euros, con un aumento de 878 millones (16,4%) frente al año anterior.

Ferrovial señala que busca activamente nuevas oportunidades de inversión, como la acometida en el último trimestre del año pasado con la adquisición de los aeropuertos de Glasgow, Aberdeen y Southampton. Entre los proyectos en licitación en los que participa el grupo, destacan la SH 288 Toll Lanes en Houston (Texas, EE UU), de 10,3 millas, para la que se han presentado ofertas este año; los nuevos tramos de la Illinois (57 kilómetros) e Indiana (20 kilómetros) del Illiana Corridor y el proyecto Toowoomba en Queensland (Australia), una concesión de 25 años para una autopista de 41 kilómetros de nueva construcción en la que acude junto a Acciona y compite con ACS.

Programa de recompra de acciones

La compañía ha convocado junta general de accionistas para el próximo 27 de marzo en el que el punto más destacado es una reducción de capital mediante la adquisición de un máximo de 18 millones de acciones propias que suponen un 2,46% del capital a través de un programa de recompra para su amortización, con una inversión máxima de 250 millones de euros.

A los niveles de cotización actuales, esos 250 millones darían en realidad para la recompra de unos 13,4 millones de acciones, que suponen un 1,8% del capital.

También se propone a la junta la aprobación de dos ampliaciones de capital liberadas que, en función de la cotización de Ferrovial el viernes 20 de febrero, serian equivalentes al pago de un dividendo aproximado de 0,696 céntimos por acción frente a los 0,672 pagados durante 2014.

Más de cinco millones para Del Pino y Meirás

La compañía también ha comunicado la retribución de su consejo de administración durante 2014. El presidente de la empresa, Rafael del Pino, ganó 5,6 millones, un 4,9% más que el año anterior. El consejero delegado, Íñigo Meirás, ganó 5,64 millones (incluyendo 438.000 euros de aportación a un plan de pensiones), un 4,7% más que en 2013.

De las retribuciones de los dos máximos ejecutivos, 2,05 millones de cada uno corresponde a acciones otorgadas por la sociedad.

El tercer consejero mejor pagado fue el ex consejero delegado, Joaquín Ayuso, con 1,529 millones, un 25% más que el año anterior, de los que 1,37 millones son beneficios por el ejercicio de opciones sobre acciones adjudicadas en el pasado. La retribución total del conjunto del consejo de administración fue de 13,6 millones, con un incremento del 6,2%.

Más información