CC OO y UGT llevarán la renta mínima al Congreso si el Gobierno no escucha

Las organizaciones cifran el coste de la medida en la décima parte del rescate bancario

Los líderes sindicales Candido Méndez e Ignacio Fernández Toxo.
Los líderes sindicales Candido Méndez e Ignacio Fernández Toxo.LUIS SEVILLANO

Los secretarios generales de los dos principales sindicatos españoles, CC OO y UGT, presentarán una iniciativa legislativa popular (ILP) para la implantación de una renta mínima a escala nacional si el Gobierno central no atiende a sus demandas. “Deberíamos abordar esta negociación”, ha espetado este jueves el máximo responsable de CC OO, Ignacio Fernández Toxo. En caso contrario, las centrales sindicales presentarán una ILP “para que sea el Parlamento el que debata si tiene sentido establecer este nuevo pilar de la protección social”.

El establecimiento de la renta mínima corresponde, en la actualidad, a los Gobiernos autonómicos, sin que exista un marco nacional que regule su funcionamiento. Este “derecho subjetivo, de ciudadanía” —tal y como repitieron los líderes de las organizaciones sindicales— proporciona una red de seguridad para aquellas personas que no pueden optar a prestaciones de la seguridad social y configura, allí donde existe, una última garantía de vida digna para quienes no tienen otra forma de asegurar un nivel mínimo de ingresos.

Más información
El 27% de la población está en riesgo de pobreza o exclusión en España
La reunión entre sindicatos y patronal sobre sueldos acaba sin acuerdo
Los sindicatos piden una cláusula de garantía salarial

Los representantes sindicales han subrayado, en el acto de presentación en Madrid del reciente dictamen del Comité Económico y Social Europeo sobre la renta mínima, la necesidad acuciante de que este instrumento se convierta en una realidad uniforme a escala nacional. “Es fundamental y prioritario. Hay más de 800.000 hogares en España en los que no entra ningún ingreso”, ha incidido Toxo. Cándido Méndez, por su parte, ha destacado la tendencia al “empobrecimiento de la pobreza” y cargó contra la “mala configuración” de los mecanismos de protección social.

Según los cálculos de los sindicatos, enunciados ayer por Toxo, la cobertura mínima “no costaría ni el 10%” del rescate bancario. “Hay recursos”, ha añadido el primer espada de CC OO. Méndez, por su parte, ha optado por reclamar un marco estatal que sustituya a la “galaxia” autonómica actual de rentas mínimas de inserción. El importe básico de estos complementos económicos fluctúa entre los 300 euros mensuales de Ceuta y Murcia hasta los casi 663 euros del País Vasco.

Esta asimetría se agrava si se observa en perspectiva europea: mientras Grecia o Italia no tienen ningún tipo de renta mínima, las diferencias entre los que sí lo tienen son mayúsculas. “En Bulgaria son 22 euros por persona, mientras que en Dinamarca asciende a más de 1.400 euros”, según Graciela Malgesini, de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social. “Hasta Jean-Claude Juncker [el presidente del Ejecutivo comunitario] ve en la renta mínima un mecanismo de estabilización social”, ha subrayado.

El presidente del Consejo Económico y Social, Marcos Peña, ha añadido por su parte que “Europa es el mejor espacio que la Humanidad ha construido nunca” y remarcó que este logro se llegó por la combinación de cohesión —sanidad, educación y pensiones— y eficacia. “Y este pacto hay que revisarlo, porque el producto de su quiebra es la desigualdad, que se ha convertido en la carcoma de las vigas que soportan el Estado del bienestar”.

Sobre la firma

Ignacio Fariza

Es redactor de la sección de Economía de EL PAÍS. Ha trabajado en las delegaciones del diario en Bruselas y Ciudad de México. Estudió Económicas y Periodismo en la Universidad Carlos III, y el Máster de Periodismo de EL PAÍS y la Universidad Autónoma de Madrid.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS