Los grandes fondos ganan en un día 800 millones con la venta de AENA

La empresa española se convierte en líder europea de su sector por valor en Bolsa

Entrada al edificio de la Bolsa de Madrid en el día del estreno de AENA en Bolsa.
Entrada al edificio de la Bolsa de Madrid en el día del estreno de AENA en Bolsa.Claudio Alvarez

Una voz por megafonía que simulaba los anuncios de salidas y llegadas de vuelos en los aeropuertos marcó ayer el inicio de la cotización de AENA en Bolsa. El patio de operaciones de la Bolsa de Madrid estaba adornado con el color verde corporativo de la compañía, que recordaba en algo por su tonalidad al de la última gran salida a Bolsa vivida en el mismo escenario, la de Bankia de 2011. El estreno del gestor de los aeropuertos, sin embargo, no tuvo nada que ver con el del banco. Las acciones de la compañía se dispararon desde el primer momento y cerraron la sesión con una subida del 20,69%. Eso permitió a los grandes fondos de inversión que han protagonizado la salida a Bolsa ganar unos 800 millones de euros en un solo día.

Más información
AENA fija en 58 euros el precio por acción de la salida a Bolsa
Los pequeños inversores piden más de 1.000 millones en acciones de AENA
AENA sube la banda de precios de la OPV y fija el máximo en 58 euros
La demanda de los inversores cubre toda la OPV de AENA en unas horas
AENA encara la salida a Bolsa con beneficios récord en 2014
Las cuentas de AENA
Fomento adjudica un mínimo de 25 títulos de AENA a 88.972 inversores
AENA adjudica un máximo de 340 acciones a los inversores de la OPV

AENA empezó a cotizar a las 12 del mediodía, aunque pequeños cambios de última hora y la necesidad de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) diese el visto bueno a la admisión hicieron peligrar la puntualidad del gestor aeroportuario. De hecho, la subasta de apertura, en la que se fijan las posiciones antes de que las acciones empiecen a cotizar, se retrasó un cuarto de hora.

Las acciones, que se habían colocado a un precio de 58 euros, marcaron el primer cambio a 65,10 euros, lo que ya suponía una subida del 12,24%. Pero continuaron al alza durante toda la sesión y acabaron cerrando a 70 euros por título, muy cerca del máximo de 70,20 euros que habían marcado un poco antes. La subida del primer día quedó así en el 20,69% citado. la buena evolución permite dar por seguro que los bancos colocadores ejercerán la opción de compra (green shoe) que se reservaron sobre una parte de los títulos de la colocación. Durante la sesión se negociaron 16,2 millones de acciones, el equivalente al 10,8% del capital y el 22% de los colocados en la oferta pública de venta (OPV).

Líder mundial por valor total de la empresa

Al precio de cierre de ayer, la compañía alcanza una capitalización bursátil o valor en Bolsa de 10.500 millones de euros. Eso la situaría como la 17ª del Ibex 35, un índice al que se incorporará pronto, por detrás de Ferrovial y Grifols y por delante de Red Eléctrica y ACS.

Pero, además, esos 10.500 millones convierten a AENA en el líder europeo del sector por capitalización bursátil, por delante de los 10.267 millones con que cerró ayer Aéroports de París (ADP) y con más del doble que la alemana Fraport. En el mundo, según los datos de Bloomberg, solo le supera Airports of Thailand, que tras multiplicar su valor por siete en poco más de tres años tiene una capitalización de 12.360 millones. Si lo que se mira es el valor total de los activos de la empresa o enterprise value (lo que se halla sumando el valor de las acciones y la deuda neta), AENA es el claro líder entre las compañías cotizadas con unos 20.000 millones de euros. AENA ya es el líder mundial en gestión de aeropuertos por número de pasajeros y por ingresos se encuentra ligeramente por detrás de Heathrow Airport Holdings (que no cotiza en Bolsa y está gestionado por Ferrovial).

El propio presidente de AENA, José Manuel Vargas, que tocó la campana con la que simbólicamente arranca la cotización, admitió que la compañía ha empezado a cotizar con una prima en relación con las compañías comparables del sector. Vargas lo atribuyó a que la compañía ha despertado “un interés extraordinario” entre inversores tanto nacionales como internacionales y a que “las expectativas de futuro de la compañía son enormes”.

"La mejor" ministra

Vargas agradeció especialmente el apoyo ofrecido por la ministra de Fomento, Ana Pastor, y aseguró que para ser un buen gestor, hace falta tener un accionista que se comprometa y respalde. “Y yo tuve la mejor”, aseguró, parafraseando los elogios de Ben Bradlee, que fue director del Washington Post, a su editor.

El 51% que conserva el estado en la compañía vale 5.355 millones al precio de cierre de ayer. Las 69,68 millones de acciones que compraron los grandes fondos e inversores institucionales se revalorizaron en 836 millones de euros en un solo día.

La privatización se debatió ayer en el Congreso de los Diputados. El portavoz socialista, Juan Luis Gordo, acusó al Gobierno de practicar el “capitalismo de amiguetes” a costa del “despilfarro de lo público”. La ministra de Fomento, Ana Pastor, le contestó que los socialistas de haber dejado la compañía “al borde de la quiebra”. “Lo que hemos hecho es sanear Aena y darle la vuelta a las cuentas lamentables que tenía”, añadió. Ironizó con que el Gobierno “debe tener más de 90.000 amigos”, en referencia al número de inversores que han comprado acciones de AENA, que en realidad es la cifra más baja en las privatizaciones realizadas mediante ofertas públicas de venta en los últimos 20 años.

Los 89.000 pequeños inversores que invirtieron en la OPV solo pudieron comprar 3,7 millones de acciones, que se revalorizaron ayer 44 millones, aproximadamente una vigésima parte de lo que ganaron los grandes fondos.

Sobre la firma

Miguel Jiménez

Corresponsal jefe de EL PAÍS en Estados Unidos. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de Economía y Negocios, subdirector y director adjunto y en el diario económico Cinco Días, del que fue director.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS