Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los indicadores que sostienen a México

La economía estable del país norteamericano comienza a verse tocada por la caída del precio del petróleo

Una estación de servicio de Pemex en la Ciudad de México.
Una estación de servicio de Pemex en la Ciudad de México. REUTERS

Los recortes presupuestarios de México, anunciados este viernes por el ministro de Hacienda, Luis Videgaray, ocurren cuando la economía del país norteamericano goza de una salud estable pero que ha comenzado a sentir los efectos de la caída del precio del barril de petróleo. En los últimos años, México ha mantenido un crecimiento sostenido aunque por debajo de las estimaciones de la Hacienda mexicana. Como un país petrolero, el gasto ha dependido en buena parte de esta industria y ha tenido que optar por los recortes en este sector para 2015. Estos son algunos de los indicadores en los que muestra la situación económica de México:

Producto Interno Bruto (PIB)

El PIB de México en 2013 alcanzó los 1.261 billones de dólares, según datos del Banco Mundial. Durante ese año, la economía creció en promedio un 1%, una tendencia a la baja con respecto a años como 2011 y 2012 cuando el PIB lograba crecimiento de hasta el 4,5%. Desde que Enrique Peña Nieto asumió la presidencia en 2014, las estimaciones del crecimiento del PIB han sido ajustadas a la baja en varias ocasiones. En el tercer trimestre de 2014, este indicador aumentó un 2,2%. Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el PIB mexicano podría crecer este año entre 3,2% a 4,2%.

Inflación

La inflación se ha mantenido en los últimos cuatro años rondando el objetivo del 4%. Al cierre de 2014, el Banco de México informó que el precio anual del dinero alcanzó el 4,08%. Una cifra que no dista mucho del 3,97% con que México cerró el 2013 y que fue menor al de las estimaciones hechas el año pasado. En enero de 2015, este indicador ha sido utilizado como referencia para determinar el precio máximo de las gasolinas, en medio del proceso de apertura del sector energético a la inversión privada.

Deuda pública

La deuda pública de México representó a septiembre de 2014 el 40,5% del PIB, según datos de la OCDE. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) explicó en diciembre que tanto la deuda interna como externa habían aumentado con respecto al año anterior. La razón, señala la Hacienda mexicana, han sido diversos ajustes contables y la necesidad del Gobierno mexicano de disponer de más ingresos.

Precio del barril de petróleo

La mezcla mexicana de exportación alcanzaba, al inicio de 2014, precios de 100 dólares por barril. La caída mundial del coste del petróleo comenzó en julio y llevó al crudo de Petróleos Mexicanos (Pemex) a niveles muy bajos. En octubre, el barril mexicano se situó en 75 dólares y la Hacienda mexicana anunció que protegería a través de coberturas petroleras su producción de 2,4 millones de barriles diarios. A la fecha la mezcla mexicana de exportación ha llegado a los 38,42 dólares, una situación que ha llevado al Gobierno mexicano a replantear su oferta en la primera ronda de la reforma energética.

Tipo de cambio

Los últimos seis meses han llevado a la paridad peso mexicano-dólar a un vaivén derivado de la mejoría económica de Estados Unidos. El precio del dólar en México ha alcanzado en enero los 15 pesos mexicanos por cada dólar estadounidense. La fortaleza del dólar y la recuperación de la economía de EE UU ha provocado que varias monedas internacionales se deprecien, entre ellas la mexicana, que también ha sufrido la caída del precio del petróleo. El Banco de México anunció en diciembre de 2014 la subasta de 200 millones de dólares diarios para contrarrestar la depreciación de la moneda.