Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuba da otro paso hacia la unificación monetaria

El Banco Central de la isla anunció la emisión de billetes de mayor denominación para facilitar las compras en pesos cubanos

Una tabla de precios en un mercado de La Habana. Ampliar foto
Una tabla de precios en un mercado de La Habana. EFE

El Banco Central de Cuba ha anunciado este jueves la emisión de billetes de mayor denominación en pesos cubanos, como parte del proceso de eliminación de la dualidad monetaria, que comenzó en octubre de 2013. A partir del próximo 1 de febrero comenzarán a circular en la isla billetes de 200, 500 y 1.000 pesos cubanos (CUP), equivalentes a 8, 20 y 40 dólares, que facilitarán a los cubanos las compras de productos denominados en pesos convertibles (CUC).

El sistema de dos monedas está vigente en Cuba desde 1994. Desde entonces, circulan en la isla el peso cubano (CUP) y el peso convertible (CUC), que equivale a un dólar o a 25 CUP. Hasta ahora, los salarios de los trabajadores y los productos y servicios básicos están denominados en en pesos cubanos, mientras que los productos importados y los servicios como el turismo son tasados en pesos convertibles (CUC).

Desde octubre de 2013, las tiendas que ofrecen productos en CUC comenzaron a aceptar "experimentalmente" pagos con pesos en efectivo. Pero la diferencia de precio entre los bienes y servicios valorados en CUC y los subsidiados por el Estado es abismal, y los pagos con moneda nacional se volvieron engorrosos. Los consumidores deben cargar con fajos de billetes para pagar muebles o electrodomésticos, pues el billete nacional de más alta denominación que existía hasta ahora era el de 100 pesos, equivalente a 4 dólares o 4 CUC.

El billete nacional de más alta denominación hasta ahora era el de 100 pesos, equivalente a 4 dólares

"En los últimos meses se ha ido extendiendo el uso del CUP en las tiendas que venden en CUC (...) Eso, por supuesto, implica la manipulación de mayor cantidad de dinero, no solamente para las personas, sino también para los comercios, los transportistas, entre otros", ha admitido el vicepresidente del Banco Central de Cuba, Francisco Mayo­bre Lence, en declaraciones al diario oficialista Granma. "La circulación de billetes de alta denominación ayuda a que poco a poco disminuya este problema, pues cuando sea necesario realizar un pago voluminoso las personas podrán recurrir a billetes más grandes", ha agregado Mayobre.

La eliminación de la dualidad monetaria fue planteada por las autoridades cubanas en abril de 2011, como parte de las nuevas directrices para la actualización del modelo económico de Cuba, y anunciada oficialmente dos años más tarde, sin que se establecieran lapsos concretos para su entrada en pleno vigor. "La unificación monetaria y cambiaria no es una medida que resuelve por sí sola todos los problemas actuales de la economía, pero su aplicación es imprescindible a fin de garantizar el restablecimiento del valor del peso cubano y de sus funciones como dinero, es decir de unidad de cuenta, medio de pago y de atesoramiento", señala el comunicado emitido por el Gobierbo de La Habana que marcó el inicio del proceso.