Los peritos destacan el mal control de riesgos en Bankia

Los técnicos subrayan en la Audiencia Nacional el deterioro de Banco de Valencia

La tercera sesión de interrogatorio en la Audiencia Nacional a los dos peritos del Banco de España que apuntaron maquillaje en las cuentas de BFA-Bankia se saldó ayer con duras críticas a los gestores.

En las seis horas que duró la vista en la que se indaga sobre la salida a Bolsa de Bankia, el perito Antonio Busquets comentó que el seguimiento del riesgo de crédito en el consejo de administración de BFA-Bankia era de pésima calidad. De 58 empresas problemáticas, con créditos por 1.366 millones, los peritos dijeron que “ni siquiera tenían disponibles sus estados financieros”, según fuentes presentes en la sala.

También negaron que el banco tuviera grandes provisiones genéricas, como sostiene Bankia, porque se supone que las agotaron antes de pedir el rescate. El perito Víctor Sánchez dijo que el deterioro del Banco de Valencia era el “más claro y evidente” que había conocido y que le parecía increíble que alguna vez repartiera dividendos.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Sobre la firma

Íñigo de Barrón

Es corresponsal financiero de EL PAÍS y lleva casi dos décadas cubriendo la evolución del sistema bancario y las crisis que lo han transformado. Es autor de El hundimiento de la banca y en su cuenta de Twitter afirma que "saber de economía hace más fuertes a los ciudadanos". Antes trabajó en Expansión, Actualidad Económica, Europa Press y Deia.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS