Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía portuguesa entra la casa de Ricardo Espírito Santo

El juez Carlos Alexandre dirige la operación en las viviendas de los ex administradores del banco BES

La policía judicial portuguesa ha registrado en la mañana del jueves las casa de Ricardo Salgado Espírito Santo, ex administrador del banco BES, así como las residencias de otros ejecutivos del banco como Morais Pires y el angoleño Álvaro Sobrinho, ex presidente ejecutivo del BES en Angola.

La operación fue dirigida por el juez Carlos Alexandre y coordinada con el fiscal Rosário Teixeira. La operación no tiene relación con la investigación sobre las actividades del ex primer ministro José Sócrates por las que está encarcelado desde lunes. Tampoco guarda relación con las imputaciones de delitos de blanqueo de dinero y fraude fiscal contra Ricardo Salgado Espírito Santo por la operación Monte Branco, que se refiere a un regalo de 14 millones de euros que le hizo un constructor en Angola, y por la cual está en libertad condicional con una fianza de tres millones de euros.

El fundamento de este registro, en el que han intervenido unas 200 personas, se refiere a presuntos delitos cometidos por la gestión del BES en los dos últimos años, en concreto por la emisión de obligaciones y su sinuoso recorrido entre bancos de suiza y accionistas. En julio, el presidente de la Comisión del Mercado de Valores, Carlos Tavares, admitió en su comparecencia parlamentaria que la historia de esta emisión "fue complicada y difícil de explicar".

La emisión, según detectó la auditora KPMG, serviría para financiar al Grupo de empresas de Espírito Santo (GES) con dinero de los clientes del BES, por vía de obligaciones emitidas y en seguida recompradas por el mismo banco.

En la operación participaron policías judiciales, técnicos de la CMVM, técnicos del Banco de Potugal e inspectores de la Autoridad Tributaria. El juez Carlos Alexandre intervino personalmente en el registro de la sede del BES en Lisboa, en una denuncia que partió por el Banco de Portugal a raíz de su intervención para impedir la quiebra del banco.

La residencia principal del máximo administrador del BES y de los intereses de toda la familia, Ricardo Salgado Espírito Santo, está en Cascais, pero desde que fue retirado del banco ha instalado su despacho en un hotel de la próxima Estoril, que también habría sido registrado. La búsqueda comenzó en su casa a las 9 de la mañana y continuó hasta el final de la tarde en presencia del mismo Salgado y de su abogado, Proença de Carvalho.

La operación, según la nota oficial de la Fiscalía, se ha desarrollado en 34 domicilios, un despacho de abogados y 6 entidades financieras. A media tarde finalizó el registro en BES. La investigación es por sospechas de fraude, blanqueamiento de capitales, falsificación de documentos y fraude fiscal del banco y sus administradores.

 

 

Más información