Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 240 empresas españolas llegaron a Perú desde 2009

Un estudio indica que la tercera oleada coincidió con la crisis en Europa y las cifras macroeconómicas estables en el país andino

El proyecto del metro de Lima que será construido por una empresa española.
El proyecto del metro de Lima que será construido por una empresa española. EFE

Un estudio pionero de economía aplicada, encargado por la Cámara Española de Comercio en Perú, reporta que seis de cada diez empresas españolas activas tributariamente en Perú llevan cinco años o menos en el país, “coincidiendo con la recesión en Europa y la necesidad de internacionalización que esta ha generado”.

La investigación, realizada por el Centro de Investigación de la Universidad del Pacífico (CIUP), comprende 386 empresas españolas que operan actualmente en el país andino y documenta que “es fuerte la intensidad (de la llegada de las empresas ibéricas a Perú) comparada con otros puntos de América Latina: la ponderación está muy por encima de otros lugares en el entorno regional”, precisó el embajador de España en Perú, Juan Carlos Sánchez Alonso.

Los resultados preliminares del estudio, que estará terminado a finales de octubre, indican que las inversiones españolas –hasta 2012– superan los 9.000 millones de dólares, incluyendo el aporte de capital y la reinversión de utilidades. La suma es un estimado conservador, pues no ha incluido el contrato de modernización de la refinería de petróleo de Talara y la construcción de la línea 2 del metro, añadió Luisa García, presidenta de la Cámara Española. La ejecutiva afirmó que Perú es actualmente el primer destino internacional de las medianas y pequeñas empresas españolas.

Las inversiones españolas –hasta 2012– superan los 9.000 millones de dólares

Sánchez Alonso indicó que los empresarios españoles han perdido los incentivos para registrar sus cifras de inversión en Perú en el organismo estatal peruano ProInversión y en la Secretaría de Estado de Comercio, y ello también explica que se trate de una cifra conservadora.

“Una de las empresas incluida en la muestra de investigación cualitativa indica que está en posibilidad de probar que sus cifras de inversión son mayores a las registradas y ello modificará el estimado de 9.000 millones de dólares”, aseguró la economista Rosario Santa Gadea, directora del estudio, durante la presentación realizada este viernes.

Las compañías españolas generan unos 450.000 empleos directos e indirectos

“La mayoría de empresas de la tercera oleada (2009-2014) se concentran en servicios empresariales (arquitectura, ingeniería, informática, servicios jurídicos, comunicaciones) y construcción”, comentó Santa Gadea. Dos tercios (248 empresas) del total se encuentran en esos rubros.

García destacó que “la estabilidad jurídica y política, la legislación favorable y la facilitación de los trámites son factores que han influido en la llegada de los empresarios españoles a Perú”. El gerente general de la Cámara Española, Xavier Urios, señaló además que los empresarios “han estado atentos a los datos de estabilidad macroeconómica peruana en los últimos cinco años, aunque también vienen porque el instalarse en un hub regional es una ventaja comparativa”.

La investigación ha contrastado indicadores oficiales y bases de datos en Perú y España, y en su versión final incluirá un componente cualitativo producto de entrevistas a representantes de más de 30 empresas españolas.

El estudio indica que de las 10.000 empresas más importantes en Perú, 101 son españolas: la mayoría de ellas se instalaron en la primera oleada de inversión, durante la década de los años 90, cuando se inició la privatización de la telefonía y la energía: el 17 % de las firmas se establecieron en esa década.

De acuerdo al estudio, las compañías españolas generan unos 450.000 empleos directos e indirectos (el 3% de la población económicamente activa), aunque el embajador Sánchez destacó además la transferencia de conocimiento y la creación de puestos de trabajo de calidad. Perú tiene un 68% de personas con ocupación informal, según cifras de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).