Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guindos revela que hay al menos 20 irregularidades en otras cajas

El FROB, responsable de las cajas nacionalizadas, ha dado traslado a la fiscalía y poco a poco las anomalías irán apareciendo

Un hombre paga con su tarjeta en una tienda.
Un hombre paga con su tarjeta en una tienda.

El Gobierno está muy preocupado por el escándalo generado por las tarjetas de dinero opaco de Caja Madrid, que afecta de lleno a cargos del PP y ha provocado ya una dimisión en el Ejecutivo central y otra en el madrileño. En un momento en el que se han inyectado más de 40.000 millones de euros solo en tres cajas (22.000 en Bankia, 12.000 en Catalunya Caixa y 9.000 en las cajas gallegas), según ha admitido el ministro de Economía, Luis de Guindos, el Gobierno “entiende la indignación”.

Pero esta polémica, ha avanzado Guindos, no acaba aquí, porque el FROB, responsable de las cajas nacionalizadas, ha detectado al menos otras 20 irregularidades en operaciones de esas entidades rescatadas. Ha dado traslado a la fiscalía y poco a poco irán apareciendo, ha dicho.

No se trata de cuestiones similares a la de las tarjetas, pero sí de actividades muy dudosas, en especial en Catalunya Caixa, señalan fuentes del Ejecutivo. Por ejemplo, se han detectado índices de mora —el porcentaje de créditos impagados— que alcanzan casi el 50%, más de cinco veces la media del sector, un caso que se llevará a la fiscalía por gestión fraudulenta.

Guindos, que ha tenido que contestar varias preguntas sobre este asunto en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, ha tratado de sumarse a la indignación de la sociedad. “Esto está absolutamente prohibido. Al primero al que le revuelve el estómago es al ministro de Economía. Cuando ha habido que inyectar tanto dinero en las cajas, entiendo la indignación perfectamente”, ha afirmado Guindos, que ha insistido en que esta no era una práctica generalizada en el sector financiero, del que él proviene, ni en el Ibex 35. “Creo que es un caso singular, no una práctica habitual”, ha afirmado.

El Gobierno no tiene ninguna intención de promover una comisión de investigación en el Congreso o algo parecido sobre las cajas, pero Guindos sí reivindica que si todo está saliendo y seguirá haciéndolo es porque el Ejecutivo ha dado “órdenes estrictas” al FROB para que traslade a la fiscalía cualquier práctica irregular como esta que detecte en las cajas nacionalizadas.