Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El precio de los paquetes fijo-móvil cae un 25% por la dura competencia

Vodafone ofrece descuentos del 30% en ofertas cruzadas con Ono

El presidente de la CNMC, José María Marín.
El presidente de la CNMC, José María Marín. EFE

La competencia en telecomunicaciones funciona y ello se traduce en una importante rebaja de precios. El gasto medio de los paquetes de servicios de telefonía fija, móvil e Internet —los más contratados en España con 5,2 millones de suscriptores— cayó un 25,6% en 2013, hasta una media de 42,8 euros al mes, según el avance del informe anual del sector que adelantó este martes el presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC), José María Marín.

La explosión del empaquetamiento de servicios fue precisamente la principal tendencia del mercado en 2013. En la actualidad, más de un tercio de las líneas móviles, la mitad de las suscripciones a la televisión de pago y el 60% de las líneas de telefonía fija, tienen contratado dicho servicio junto con algún otro en paquetes como Fusión de Telefónica, Red de Vodafone o las tarifas de animales de Orange.

Un informe bursátil apunta al interés de SoftBank por Vodafone

Otra característica del mercado español es la facilidad con la que los usuarios se cambian de compañía para conseguir mejores precios, gracias al procedimiento de la portabilidad, que batió récords el año pasado. Se cambiaron más de 160.000 números fijos y más de 560.000 números móviles cada mes. Paralelamente, aumentó la penetración de la banda ancha fija (que alcanza las 26,2 líneas por cada 100 habitantes) y muy en especial de la banda ancha móvil (67 suscripciones por cada 100 habitantes).

La batalla de la velocidad de la banda ancha también despega. A finales de 2013, existían casi 17 millones de accesos fijos de nueva generación desplegados (la mayoría de cable, fibra hasta un nodo y fibra hasta el hogar), No obstante, esa cobertura no se corresponde con la contratación por parte de los usuarios, ya que del total de líneas de banda ancha activas, solo el 15% tienen contratada una velocidad de 30 megabites por segundo (Mbps) o mayor. A las compañías no les fue tan bien en 2013. El sector facturó un 7% menos que en 2012. Los ingresos por servicios finales descendieron el 6,8%, y los ingresos mayoristas el 8,3%, según señaló Marín en el XXVIII Encuentro de las Telecomunicaciones que organizan la patronal Ametic y la UIMP de Santander.

En el mismo foro, el consejero delegado de Vodafone España, Antonio Coimbra, anunció que ya han dado un primer paso en su oferta comercial combinada con Ono, cuya compra cerró el pasado mes de julio. La operadora ofrece desde el pasado 25 de agosto un descuento del 30% a todos los clientes tanto de Vodafone como de Ono que contraten servicios del otro operador. En particular, disfrutarán de esa rebaja los clientes de móvil de Vodafone que contraten la banda ancha a través de cable de Ono. Y, a su vez, también verán rebajada su factura los clientes de la firma de cable que se pasen al móvil de Vodafone.

Coimbra aclaró que por el momento se trata solo de una oferta cruzada para los clientes de ambas compañías y que, en breve, lanzarán una oferta comercial integrada bajo el paraguas de una marca comercial única y con sistemas integrados, en la que los precios de los paquetes de servicios serán "más competitivos".

El directivo también adelantó que la compañía llevará a cabo el lanzamiento comercial en octubre de conexiones móviles a redes LTE-A (LTE Avanzado), que permiten velocidades de acceso a Internet de hasta 300 megabits por segundo (Mbps). Estarán primero disponibles en Madrid, Barcelona y Valencia.

Asimismo, este mes lanzará con carácter piloto servicios de voz sobre las redes 4G (VoLTE). La red actual de 4G de la operadora supera los 600 municipios, y al término del primer trimestre de 2015 espera alcanzar las 1.000 localidades. En cuanto a la red de fibra óptica, Vodafone espera llegar, tras la adquisición de Ono, a 10 millones de hogares durante el próximo año.

Por otra parte, un informe de Nikkei desató las especulaciones al sugerir que Vodafone podría convertirse en un objetivo de adquisición para la empresa japonesa de telecomunicaciones SoftBank, informa Reuters.

Más información