Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una petrolera malaya invierte en el petróleo no convencional de Argentina

La estatal Petronas se asocia con YPF para desembolsar 475 millones de dólares en Vaca Muerta

La sede de YPF, en Buenos Aires.
La sede de YPF, en Buenos Aires. EFE

La crisis de deuda que sufre Argentina ha cerrado el acceso de las empresas del país, incluida la estatal YPF, a los mercados internacionales de financiación. Incluso, ha desalentado la llegada de los inversores extranjeras, pero no de todos. La petrolera estatal malaya Petronas ha firmado este jueves en Kuala Lumpur un acuerdo con YPF para invertir conjuntamente 550 millones de dólares (417 millones de euros) en la formación de petróleo y gas de Vaca Muerta, donde se recurre al fracking (fractura hidráulica) para explotar el recurso.

Según el acuerdo, la petrolera de Malasia aportará 475 millones de dólares (360 millones de euros). Antes que con Petronas, YPF ya ha formalizado sus alianzas con las norteamericanas Chevron y Dow Chemical, con lo que en total ha conseguido captar 3.509 millones de dólares (2.660 millones de euros). El objetivo de la petrolera argentina, cuyo 51% pertenece al Estado desde la expropiación de esta participación a Repsol en 2012, consiste en llegar a 4.485 millones de dólares (3.400 millones de euros) antes de 2017. Petronas comenzará su actividad en 2015 y no descarta duplicar su inversión inicial. YPF se financiará además con recursos propios y con la emisión de bonos en el mercado. Ante la crisis de deuda desatada el 30 de julio, uno de sus directivos ha asegurado que cuenta con fondos suficientes por un año.

YPF tiene la concesión de un tercio del área de Vaca Muerta. Los restantes dos tercios están en manos de otras empresas, como la francesa Total, la angloholandesa Shell o la estadounidense Exxon Mobil, que en general se han mostrado más prudentes a la hora de invertir, por lo que aún falta un largo recorrido para que se consolide la expansión esperada. Pese al acuerdo este año de Argentina con Repsol para resarcirla por la expropiación, otros factores de la crisis económica del país sudamericano retraen a algunos inversores.

La inversión asiática llega pese a la crisis de deuda de Argentina y se suma a las de Chevron y Dow Chemical

A este respecto, la consultora Wood Mackenzie calcula que fuera de EE UU, país donde comenzó el fracking que está permitiendo la recuperación del autoabastecimiento energético, la mitad de los pozos perforados con esta técnica en el mundo este año se encuentra en Vaca Muerta. En paralelo, los ecologistas de la región están preocupados por la explotación y este jueves en la provincia de Neuquén iban a marchar con los vecinos y políticos que hace exactamente un año se opusieron, por motivos económicos y ambientales, a la aprobación del acuerdo entre YPF y Chevron por parte del Parlamento local.